El nuevo cálculo de la OCDE refuerza la primacía de Asturias en los test

ASTURIAS

Analítica de coronavirus realizada en el laboratorio de Virología del HUCA
Analítica de coronavirus realizada en el laboratorio de Virología del HUCA

La comunidad triplica el número de PCR realizados por mil habitantes de Reino Unido y Francia

28 abr 2020 . Actualizado a las 14:24 h.

La difusión, y posterior rectificación, de la estadística del ránking de test de detección del coronavirus por países desató una tormenta política y mediática con acusaciones cruzadas sobre la interpretación de los datos. España dio información del número de pruebas PCR y los test rápidos cuando el resto de países que forman parte del estudio solo contabilizan el número de pruebas PCR. La OCDE sumó en principio todos los tipos (los rápidos y las PCR) de España para situarla en el puesto octavo del mundo pero cuando reestableció la comparativa únicamente con PCR bajó hasta el 17. Con todo, bajando a los datos regionales de la estadística, Asturias sale reforzada como la segunda comunidad que más pruebas PCR realiza por cada mil habitantes (sólo superada por La Rioja) y si se extrapolaran los datos al ámbito nacional se encontraría a la cabeza del mundo, en el quinto lugar y triplicando las cifras de países como el Reino Unido, Francia o Corea del Sur.

La guerra de cifras tiene un origen y una cadena con muchos eslabones de malentendidos. Son las comunidades las que dan la información sobre el número de pruebas realizadas al Ejecutivo Central. Una de las primeras estadísticas que se hicieron públicas las ofreció el ministro de Sanidad, Salvador Illa a través de su cuenta en twitter.

En este ránking por comunidades, en el que de hecho se distinguen las pruebas rápida y los PCR en dos columnas diferentes, Asturias aparece como la segunda comunidad, sólo por detrás de La Rioja, con con más PCR por cada mil habitantes (33,75), seguida por Cantabria (33,61) y el País Vasco (33,02), y también por delante de Madrid (30,50) y Galicia (30,09).

Asturias que cuenta con un laboratorio de virología en el HUCA apostó desde el comienzo de la epidemia por centrarse en su capacidad para hacer los test PCR y en realidad nunca llegó a pujar por los denominados test rápidos, menos fiables en sus resultados. Después de semanas de priorizar las pruebas en trabajadores sanitarios, el Principado anunció este martes que espera concluir esta semana las que se realizan a los trabajadores de centros geriátricos.

En la estadística publicada por el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en la que se establecía la comparación por países (que fue sobre la que se hizo eco el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de que la OCDE señalara que había sumado los dos tipos distintos de test en el caso de España); se pone de relieve que el porcentaje de pruebas que hace Asturias está por encima de muchas naciones.

Así, si la tasa asturiana es de 33,75 pruebas PCR por cada mil habitantes, el Principado sería superado sólo por Islandia (134,9), Luxemburgo (64,6), Estonia (36,9) y Lituania (36,6), y estaría por delante de Israel (30), Italia (29,7), Suiza (28,8), Noruega (28,5), Austria (25,9), Dinamarca (25,3), Letonia (25,2) o incluso Alemania (15,1).

El propio presidente asturiano, Adrián Barbón, ha publicado en su cuenta de twitter de forma recurrente una comparativa de las cifras de pruebas realizadas por millón de habitantes con la medición de Asturias respecto a varios países.

El baile de cifras

Aunque la tormenta política ha descargado sus truenos sobre el Gobierno, lo cierto es que la confusión tiene su origen en la OCDE y el Ministerio de Sanidad ha pedido aclaraciones. En un comunicado emitido por la Secretaría de Estado de Comunicación se indica que la OCDE «ha realizado su propio gráfico con test de diagnóstico conjunto, sin discriminar técnicas», mientras que España envió los datos «desglosados de los test realizados, que han suministrado las comunidades autónomas: PCR por una parte y test de anticuerpos por otra».