Barbón defiende que no es momento de abrir fronteras y pide prudencia en las playas

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón

El presidente remarca que Asturias está haciendo «bien las cosas» y «no nos podemos permitir que lleguen personas desde otros puntos de España que estén en otra fase de la epidemia»

22 may 2020 . Actualizado a las 14:43 h.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha afirmado que ahora no es el momento de plantearse abrir las fronteras de Asturias a la llegada de personas de otras regiones para evitar un posible rebrote del coronavirus, a la vez que ha abogado por la «prudencia» en la apertura de las playas. Barbón ha dicho entender que haya «mucha gente que quiere venir a Asturias», pero ha remarcado que el Principado está haciendo «bien las cosas» y «no nos podemos permitir en este momento que lleguen personas desde otros puntos de España que estén en otra fase de la epidemia» porque podría generarse «un rebrote incontrolable», ha apuntado en una entrevista en el programa «Hoy por hoy», de las emisoras Ser Gijón y Ser Avilés.

El presidente del Principado, que ha insistido en que la prioridad sigue siendo la salud pública, ha rechazado que la desescalada pueda convertirse en «Eurovisión», si bien ha asegurado que Asturias se encuentra «en condiciones muy buenas» para pasar a la fase 2 a partir del próximo lunes, lo que el Ministerio de Sanidad deberá decidir este viernes. Sobre la apertura de las playas, Barbón ha recordado que en el momento en que Asturias pase a la fase 2 será «una posibilidad y no una obligación» y ha dicho ser consciente de las «dificultades» que se plantean para los alcaldes al carecer aún de los protocolos que debe preparar el Gobierno central, por lo que ha dicho entender que opten por la «prudencia».

En cualquier caso, ha considerado no se podrán regular de la misma manera las playas del Mediterráneo que las del Cantábrico, donde la parcelación no es una opción viable. Sobre la petición de Ribadeo para que se permita el acceso a la población del occidente asturiano, Barbón ha reconocido que gran parte de la actividad comercial del municipio lucense depende de los vecinos de esta zona del Principado por lo que es una medida que se podría estudiar pero garantizando que ello no suponga dar pasos atrás en la desescalada.