Las grandes romerías al día: San Timoteo y El Carmín piensan en un plan B

El Prestoso Fest, en Cangas del Narcea, también cuelga el cartel de suspendido y pospone su quinta edición al próximo año 2021

El Carmín de La Pola 2019
El Carmín de La Pola 2019

Redacción

El mismo día que los asturianos se levantaban con la alegría de la entrada en la fase 2 de la desescalada, llegaba una mala noticia para la región: el Descenso del Sella se cancela en el año que se conmemoraban el 90 aniversario del Descenso y los 75 del Tren Fluvial. El CODIS había propuesto el 5 septiembre como posible fecha pero finalmente ha decidido posponer la celebración del evento. Con la cancelación de una de las grandes fiestas del Principado, los asturianos ven tambalearse los cimientos sobre los que se levantan las romerías de su época estival. Pero, frente a la cancelación de algunas de las fiestas, también El Prestosu Fest cancela su edición, muchas otras, como San Timoteo en Luarca o El Carmín de la Pola mantienen su cartel y piensan posibles planes B.

«Es una decisión que se toma desde la responsabilidad y el compromiso. El Sella es una prueba muy popular, que congrega a una gran multitud de participantes y de público. Preservar la salud de todos, así como colaborar con las autoridades y los profesionales médicos que están peleando día tras día contra el virus, son los principales motivos para la suspensión», ha explicado el CODIS. Esta no celebración también pasará a la historia por ser, junto a las ediciones de 1936 a 1943 durante la Guerra Civil y la Posguerra, los únicos nueve años sin el descenso más famoso de España.

Además, Oviedo no perderá su San Mateo en septiembre, aunque no será como siempre. La Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Oviedo ya ha comenzado a planificar la próxima fiesta, que tradicionalmente se celebran en Oviedo la semana del 21 de septiembre. Esta vez, la cita se descentralizará por barrios y habrá reducciones de aforo en la programación. Así lo anunció la concejala responsable, Covadonga Díaz, quien ha asegurado que su departamento está trabajando en la planificación de las próximas fiestas de San Mateo, «unas fiestas diferentes, más restrictivas, debido a la crisis sanitaria». Los aforos han de ser reducidos, pues las autoridades restringen a 800 personas sentadas los aforos en espacios abiertos a partir del 25 de junio.

Mientras tanto, en Pola de Siero no tiran la toalla. Desde la Sociedad de Sociedad de Festejos de Pola de Siero, Jenaro Soto, su presidente, lo tiene claro: no va a decir «Carmín cancelado» hasta que queden quince días para la fiesta, «si es que hay que decirlo». En caso de que no pueda llevarse a cabo la romería tradicional, Soto tiene un plan B. «Si la situación económica y vírica no nos permite realizar El Carmín, tenemos otra opción», asegura. Esta consistiría en realizar actividades mínimas dentro de lo permitido: una semana de cine en el parque, bailes en el parque Alfonso X con DJs, un Carmín exclusivo para los socios en la finca y la procesión.

El ayuntamiento les retiró la subvención al principio de la pandemia, así que Jenaro Soto busca colaboraciones de empresas privadas para poder financiar la fiesta. «Vamos a ver con qué dinero podríamos contar», explica. En caso de que el Gobierno suspendiera El Carmín de manera definitiva, «ese dinero sería devuelto a los colaboradores», asegura Soto. El presidente es consciente de que la situación es «más difícil imposible», pero, ni con todo en contra, se le escuchará decir que se cancela hasta una vez entrado julio si no es compatible con las medidas o protocolos que dé el Principado.

En Luarca, San Timoteo no se pone nervioso por el momento y desde la Cofradía San Timoteo, que organizan las fiestas aseguran que todo sigue en pie, hasta que el ayuntamiento o Delegación de Gobierno les impida realizar la fiesta. Tono Álvarez, presidente de la cofradía, asegura que «todo está preparado para que la fiesta tenga lugar». Eso sí, en caso de que las aglomeraciones de cara a las romerías y verbenas no estén permitidas, seguirán celebrando la cita con sus actividades culturales y con el reparto del bollo entre los socios. No será lo mismo de siempre, pero Luarca se resiste a dejar pasar el día sin celebrar, de alguna manera, San Timoteo.

Por su parte, El Prestoso Fest que ha ido consolidándose en sus cuatro ediciones como una de las citas del verano asturiano. Este año el festival de Cangas de Narcea ha tenido que dar la noticia más dura que han tenido que afrontar desde el inicio de su aventura. «Creemos que la decisión de aplazar esta edición al próximo año es la más coherente con los principios, valores y espíritu de El Prestoso», explican sus organizadores. «Sin abrazos, sin bailes, sin pogos, sin sonrisas y sin morreos no se puede hacer este festival», añaden.

Además, ofrecen dos opciones a las personas que ya poseían su abono para este año: el reembolso del importe o mantener el abono ya adquirido, válido para la edición del 2021. Aunque también han encontrado una manera solidaria de dar el «hasta luego»: donarán un euro por cada entrada vendida hasta la fecha actual a Cruz Roja Española para colaborar con el Plan Cruz Roja Responde.

En Gijón, también estudian alternativas para que la noche de los fuegos artificiales de la ciudad siga siendo una de las más especiales del año para muchos gijoneses. Desde el ayuntamiento estudian sustituir la pólvora por un espectáculo de luces con drones como una de las posibilidades para el 14 de agosto. Una imagen más típica del fin de año en China o en Tailandia podría verse en el cielo gijonés este verano, aunque no es definitivo. «No lo tenemos cerrado y habría que conseguir los permisos, pero estamos mirando esa posibilidad que permitiría verlos desde cualquier sitio», indicaba la alcaldesa, Ana Rodríguez, en una entrevista, el pasado mes de abril.

Así podría ser la noche de los fuegos de Gijón con drones

E. G. B.

En los últimos años estos espectáculos, que no son precisamente baratos, toman fuerza en celebraciones de todo el mundo

Sustituir la pólvora de la noche de los fuegos artificiales de Gijón por un espectáculo de luces con drones es una de las posibilidades que estudia el Ayuntamiento de Gijón, a través de Divertia, para crear un verano alternativo que evite las aglomeraciones sin renunciar a las fiestas. Los drones, que ya se están empleando en esta pandemia de coronavirus con fines sanitarios, desinfectantes e incluso de control de la población en algunos países, podrían permitir que la noche de los fuegos, el próximo 14 de agosto, siga siendo una de las más especiales del año para muchos gijoneses. A pesar del virus que nos mantiene confinados desde hace más de un mes y de que ahora mismo una parte de la población no esté precisamente pensando en la Semana Grande.

Seguir leyendo

Comentarios

Las grandes romerías al día: San Timoteo y El Carmín piensan en un plan B