Las cuentas de Cascos con Foro: alquiló a su partido una sede, cobró un millón en salarios en ocho años y pasó gastos por 230.000 euros

La Voz

ASTURIAS

-El exdirigente popular y exvicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez-Cascos, a quien la Policía atribuye las iniciales  P.A.C.  de una personas que recibió dinero de la trama, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional para declarar en una nueva sesión del macrojuicio de Gürtel
-El exdirigente popular y exvicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez-Cascos, a quien la Policía atribuye las iniciales P.A.C. de una personas que recibió dinero de la trama, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional para declarar en una nueva sesión del macrojuicio de Gürtel FERNANDO VILLAR

El fundador del partido llegó a cobrar un millón de euros en salarios y pasó gastos por 230.000 en ocho años

28 may 2020 . Actualizado a las 20:33 h.

La crisis interna en Foro, abierta a finales del año pasado entre los partidarios del fundador del partido Francisco Álvarez-Cascos y los de la presidenta Carmen Moriyón, se recrudece a medida que el conflicto se dirime en los tribunales y con un cruce de acusaciones sobre gastos desmedidos por parte del exvicepresidente del Gobierno. El último episodio es la filtración de una serie de facturas que revelan que Cascos alquiló a Foro una oficina de su propiedad en Madrid para ser usada como sede del partido en la capital, aunque en realidad nunca llegó a tener una utilizacion efectiva, y que supuso para la formación un gasto de 173.855 euros entre los años 2012 y 2014.

Fuentes de la dirección de Foro han confirmado a La Voz de Asturias la veracidad de estos contratos que se incluyen en la contabilidad auditada del partido y de los que se ha hecho eco el diario ABC. La auditoria, llegada a los tribunales tras la demanda por intromisión al honor presentada por Cascos contra varios miembros de la directiva de Foro, entre ellos el propio secretario general Adrián Pumares junto al vocal José Suárez Arias Cachero, 'Felechosa'; y el vicesecretario de Implantación Territorial, Enrique Lanza. Fruto de los documentos aportados al juzgados se ha tenido conocimiento de Cascos llegó a cobrar al partido entre 2012 y 2019 hasta un millón de euros entre salarios y dietas a los que hay que sumar 230.000 en gastos pasados a la formación por conceptos tan variopintos como facturas de hotel, del teléfono de sus hijos, combustible, peajes, la compra de prensa o libros o incluso zapatos.

A todo ello se suma el caso de la oficina en Madrid. El local pertenecía a una empresa propiedad de Cascos, Cinqualium S.L, de la que tambián participaba su anterior esposa María Porto. Sita en La Castellana, la oficina pretendía ser sucursal de Foro en la capital aunque realmente nunca se le dio ese uso. Con todo, la sociedad cobró al partido no sólo el alquiler sino «servicios adicionales» como fotocopias a 10 céntimos la unidad, café a 0,5 euros en el «self service» y a dos euros en recepción o «cajas de pastas» a un euro.

En la auditoria se señala que Cinqualium cobró a Foro por el alquiler 11.358,27 euros en 2012; 78.405,58 en 2013; y 84.091,85 en 2014. Según cita ABC, ese último año la sociedad compartida por Cascos y su exesposa fue el segundo mayor proveedor de la formación asturiana.

Cinqualium se creó en el año 2005, uno después de que Cascos hubiera anunciado que dejaba la política activa hasta su regreso, tras un grave enfrentamiento con la dirección asturiana del PP, para encabezar la candidatura de su propio grupo, Foro en 2011, con la que alcanzó la presidencia del Principado en una breve legislatura de un año. Cascos fue administrador único de Cinqualium desde febrero de 2007 hasta el 8 de julio de 2011; poco antes de que lanzar su nueva candidatura política y entonces la sociedad quedó en manos de María Porto como administradora única.

La guerra abierta entre Cascos y Moriyón ha dividido al partido, incluso a sus representantes electos. La presidenta cuenta con el respaldo de una mayoría de ediles de la formación en los ayuntamientos asturianos y también del secretario general, Adrián Pumares. Cascos cuenta con la fidelidad del diputado en el Congreso Isidro Martínez Oblanca y del diputado en la Junta General Pedro Leal. Ambos han mantenido a su vez tensos choques con la dirección del partido planteando iniciativas por su cuenta en las dos cámaras. Leal llegó a presentar una enmienda de totalidad por su cuenta y riesgo a los presupuestos asturianos y Oblanca ha votado numerosas iniciativas junto al PP (desde su oposición a la Ley de la Eutanasia o la negativa a apoyar la prórroga del Estado de Alarma en la crisis del coronavirus) sin haber pactado ese posicionamiento con la dirección. El caso de Leal cuenta con un expediente abierto por insultos públicos a la presidenta que se saldará, con toda probabilidad este mismo jueves, con su expulsión del partido por lo que pasará al grupo mixto en la Junta General.

En plena batalla interna se filtró que Cascos llegó a superar los 5.000 euros mensuales de sueldo a cuenta del partido prácticamente desde su fundación, en el año 2011 hasta el verano del año pasado. En concreto, todavía en junio, el salario base de Cascos ascendía a 3.300 euros, a los que había que sumar toda una serie de conceptes que incrementaban el monto: 330 euros por antigüedad, 147 por gratificación extraordinarias, más de 1.200 euros en dietas y algo más de 100 como complemento líquido. Pero las cifras llegaron a ser superiores en años anteriores. Entre 2012 y 2015 compatibilizó su sueldo de diputado en la Junta General del Principado (1.800 euros) con la paga del partido hasta rondar los 4.000 euros mensuales. En los gastos pasados se incluían facturas a hoteles en zonas de pesca, combustible y chófer, que llegaban a ascender entre 14.000 y 15.000 euros mensuales para el grupo.

El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.

El elevado sueldo y la lista de gastos de Cascos que han desatado una guerra abierta en Foro

F. Sotomonte

En los dos bandos enfrentados en la ruptura abierta en Foro entre partidarios de su presidenta, Carmen Moriyón, y su fundador, Francisco Álvarez-Cascos, hay coincidencia al menos en la fecha en la que el expresidente dejó de cobrar importantes emolumentos a cuenta del partido, el pasado mes de junio. Pero hay discrepancias sobre por parte de quién surgió la iniciativa de cerrar ese flujo de honorarios: Cascos afirma que renunció a ellos de forma voluntaria y los afines de Moriyón aseguran que fue la exalcaldesa de Gijón la que cerró el grifo por el importante coste que estaba suponiendo para una organización con recursos menguantes. 

Seguir leyendo