Asturias registra los peores datos en su lucha contra el coronavirus en los últimos diez días

El Principado suma tres muertos y un positivo en 24 horas

Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado

oviedo

Asturias ha registrado en las últimas horas los peores datos en su lucha contra el coronavirus desde el día 21 de mayo. Justo en el momento en el que el Principado valoras las opciones que tiene la región de pasar de fase y la conveniencia de solicitar ese cambio de estado en la desescalada, los números suponen un jarro de agua fría. El número de muertos se ha incrementado en tres en las últimas 24 horas, hasta los 315, mientras que se ha registrado un nuevo positivo que eleva el acumulado hasta los 2.425. Otro dato negativo es el brote detectado en la residencia Santa Teresa de Oviedo, con cuatro casos activos.

Las autoridades sanitarias de la región han dejado claro que la petición de salto de fase dependerá de la evolución del virus en la próximas horas. El director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, ha asegurado en una entrevista en Onda Cero que la decisión final dependerá de la evolución de la pandemia en las últimas 24 y del brote detectado el pasado fin de semana en la residencia El Carmen de Gijón (donde siguen activos 14 casos9. Y esos números no invitan al optimismo. Son infinitamente mejores que los registrados en los momentos más duros de la pandemia, pero significativamente peores que los acumulados por la región hace solo dos semanas, cuando Asturias ya había logrado meter en cintura al coronavirus. Con tres fallecidos y un nuevo contagio con prueba PCR (la que utiliza el ministerio para realizar las estadísticas oficiales) en 24 horas, el Principado debe decidir.

A pesar de los últimos datos conocidos, los números evidencian que la situación en Asturias está relativamente controlada. El sistema sanitario está aliviado y sigue bajando el número de pacientes hospitalizados en planta (uno menos en 24 horas) mientras que los ingresados en la UCI se mantienen en 9.

Del total acumulado de contagiados, 655 corresponden a personal sanitario, mismo número que los registrados en la jornada anterior. Las personas dadas de alta epidemiológica ascienden hasta la fecha a 1.720, uno menos que en la jornada anterior. Salud también destaca que el número de muestras procesadas hasta ahora para la determinación de la COVID-19 es de 159.893, de las que 96.133 han sido por prueba PCR y 63.706 por test de anticuerpos.

Cuatro contagios en la residencia Santa Teresa

Además de los datos de la consejería de Salud, los de Derechos Sociales también son preocupantes. Tres ancianos y una trabajadora de la residencia pública Santa Teresa de Oviedo se han contagiado por coronavirus en un nuevo rebrote que se une al detectado en el geriátrico El Carmen de Gijón, según ha detallado la Consejería de Derechos Sociales.

Los tres usuarios del centro están «leves y asintomáticos» y se encuentran en la planta de aislamiento de la propia residencia, mientras que la empleada está en cuarentena en su propio domicilio. Según ha apuntado la consejería, el brote está «controlado», puesto que se están realizando PCR a todos los usuarios y trabajadores del centro que están dando un resultado negativo, aunque aún falta por confirmar algunas pruebas de empleados. Tras detectarse este rebrote, han quedado anuladas todas las visitas y los paseos en el equipamiento ovetense.

Este sábado se conoció el contagio de quince ancianos y cuatro trabajadores de la residencia El Carmen, en Gijón, en un brote que ha llevado a las autoridades sanitarias a poner bajo vigilancia a todos los usuarios y a hospitalizar a los casos confirmados entre los residentes, en su mayoría asintomáticos.

Comentarios

Asturias registra los peores datos en su lucha contra el coronavirus en los últimos diez días