Salud descarta que el brote del geriátrico de Gijón se hayan extendido

La Voz

ASTURIAS

El consejero de Salud, Pablo Fernández, en una reunión telemática
El consejero de Salud, Pablo Fernández, en una reunión telemática

El consejero señala que el Ministerio de Sanidad ha felicitado al Principado por su rápida actuación. Cofiño señala que este tipo de focos «son esperables»

05 jun 2020 . Actualizado a las 13:06 h.

El consejero de Salud, Pablo Fernández, ha manifestado la importancia de extremar la «vigilancia» sobre las residencias de ancianos tras haberse registrado en los últimos días dos rebrotes de casos de coronavirus en sendos equipamientos de Gijón y Oviedo. Durante su comparecencia ante el grupo de trabajo creado en la Junta General para analizar la evolución de la pandemia, ha defendido que en el registrado en la residencia gijonesa de El Carmen, donde se detectaron 19 positivos (15 residentes y cuatro trabajadores), se actuó de «manera muy rápida», una gestión que ha recibido la felicitación del Ministerio de Sanidad, ha apuntado. Tras iniciar una investigación epidemiológica en el centro, el consejero ha señalado que se ha evidenciado que no se ha detectado «un foco para que haya diseminación entre la población». «Hemos conseguido mantener la normalidad», ha destacado sobre este asunto.

Fernández ha comentado que, tras la aparición de estos dos rebrotes, el Principado valoró la posibilidad de pedir el cambio a la fase 3, que finalmente solicitó pendiente de si «en los próximos días se aprecian signos desfavorables». En este punto, el consejero ha apelado a la «prudencia» y «responsabilidad» si Asturias avanza de fase puesto que el hecho de que haya menores restricciones significa que «las medidas de protección se deben tener más en cuenta y con mayor importancia». En relación con este asunto, el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, ha señalado que los nuevos brotes «son esperables» y «hay que contar con ellos» y, en muchos casos, no se podrá saber con certeza cuál es la causa que los provoca.

La disparidad de datos

También ha salido a relucir la polémica por la disparidad en las cifras que publican las comunidades y el Ministerio de Sanidad. El consejero de Salud ha señalado que Asturias está realizando un trabajo riguroso y está informando «muy bien» en relación a los datos diarios de los nuevos casos que se registran de coronavirus y el número de fallecidos. Ha indicado que para contabilizar el número de decesos se lleva a cabo una investigación de «mucho esfuerzo» y en el que se tocan «muchas fuentes».