Salud descarta que el brote del geriátrico de Gijón se hayan extendido

El consejero señala que el Ministerio de Sanidad ha felicitado al Principado por su rápida actuación. Cofiño señala que este tipo de focos «son esperables»

El consejero de Salud, Pablo Fernández, en una reunión telemática
El consejero de Salud, Pablo Fernández, en una reunión telemática

El consejero de Salud, Pablo Fernández, ha manifestado la importancia de extremar la «vigilancia» sobre las residencias de ancianos tras haberse registrado en los últimos días dos rebrotes de casos de coronavirus en sendos equipamientos de Gijón y Oviedo. Durante su comparecencia ante el grupo de trabajo creado en la Junta General para analizar la evolución de la pandemia, ha defendido que en el registrado en la residencia gijonesa de El Carmen, donde se detectaron 19 positivos (15 residentes y cuatro trabajadores), se actuó de «manera muy rápida», una gestión que ha recibido la felicitación del Ministerio de Sanidad, ha apuntado. Tras iniciar una investigación epidemiológica en el centro, el consejero ha señalado que se ha evidenciado que no se ha detectado «un foco para que haya diseminación entre la población». «Hemos conseguido mantener la normalidad», ha destacado sobre este asunto.

Fernández ha comentado que, tras la aparición de estos dos rebrotes, el Principado valoró la posibilidad de pedir el cambio a la fase 3, que finalmente solicitó pendiente de si «en los próximos días se aprecian signos desfavorables». En este punto, el consejero ha apelado a la «prudencia» y «responsabilidad» si Asturias avanza de fase puesto que el hecho de que haya menores restricciones significa que «las medidas de protección se deben tener más en cuenta y con mayor importancia». En relación con este asunto, el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, ha señalado que los nuevos brotes «son esperables» y «hay que contar con ellos» y, en muchos casos, no se podrá saber con certeza cuál es la causa que los provoca.

La disparidad de datos

También ha salido a relucir la polémica por la disparidad en las cifras que publican las comunidades y el Ministerio de Sanidad. El consejero de Salud ha señalado que Asturias está realizando un trabajo riguroso y está informando «muy bien» en relación a los datos diarios de los nuevos casos que se registran de coronavirus y el número de fallecidos. Ha indicado que para contabilizar el número de decesos se lleva a cabo una investigación de «mucho esfuerzo» y en el que se tocan «muchas fuentes».

En este sentido, ha comentado que las muertes que contabiliza Asturias por COVID-19 coinciden «bastante» con los que refleja el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), obtenido a partir de datos obtenidos de los registros civiles, mientras que en otras comunidades «hay diferencias de miles» de fallecidos. «En Asturias puede haber tranquilidad, porque parece que se están notificando bien la cantidad de personas afectadas y fallecidos», ha recalcado antes de admitir que los datos que aporta el Ministerio de Sanidad en este sentido «pueden resultar confusos» al ser cuestiones «un poco técnicas».

Sobre este asunto, Rafael Cofiño ha afirmado que en el Principado está realizando un trabajo «riguroso» y se está mostrando «eminentemente sensible para tener toda la información de la manera más ágil». En este sentido, ha puesto como ejemplo que si una persona ha dado positivo en la enfermedad hace un mes y medio y fallece en el momento actual se contabiliza en el registro que realiza Asturias.

Seroprevalencia

Por otro lado, el consejero se ha referido a los resultados del estudio de seroprevalencia que refleja que Asturias es una de las comunidades cuya población presenta una menor inmunidad frente a la COVID-19, dado que solo el 1,6 por ciento de los asturianos han tenido contacto con el coronavirus, frente al 5,3 por ciento a nivel nacional. En este sentido, ha destacado que estos resultados reflejan que el Principado «es una de las zonas donde menos personas se han visto expuestas al virus», informa EFE.

Por otro lado, ha esperado que, una vez que se han abierto en el día de ayer los plazos procesales, se puedan presentar «bastante reclamaciones» judiciales algo que es «previsible» cuando hay tantas cifras de contagios y un número elevado de fallecidos. «Sería previsible que pudiera haber reclamaciones, no nos extrañaría», ha indicado sobre esta cuestión antes de sostener que tiene la «conciencia tranquila» y se encuentra «a gusto» puesto que todo se ha hecho con las «indicaciones de los técnicos».

En relación al hospital de campaña ubicado en el recinto ferial Luis Adaro, el consejero ha dicho que continuará hasta que se tenga la «seguridad suficiente» de que se puede responder ante cualquier eventualidad que pueda ocurrir.

Atención Primaria

Por su parte, la gerente del Servicio de Salud, Concepción Saavedra, ha explicado que la actual es una fase «complicada», puesto que se comienza a recuperar la actividad sanitaria al tiempo que se tiene que dar respuesta a los nuevos casos de coronavirus. Unido a ello, ha manifestado que está ultimando el borrador que fijará la apertura de los consultorios periféricos, algunos de los cuales se abrirán de forma total mientras que otros solo con actividades programadas para finales del mes de junio. Actualmente, Atención Primaria registra una media diaria de entre 100 y 110 nuevos casos sospechosos de coronavirus, aunque en la última semana sólo se ha confirmado seis, han informado las autoridades sanitarias.

Salud reabre los centros de salud de zonas turísticas agrupados al inicio de la epidemia

El consejero de Salud, Pablo Fernández, en una reunión telemática
El consejero de Salud, Pablo Fernández, en una reunión telemática

El resto de los equipamientos comenzarán a asumir actividad programada, como las curas o los tratamientos anticoagulación

El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, ha anunciado que los consultorios y los centros de salud de zonas turísticas que fueron reagrupados para poder hacer frente a la pandemia del coronavirus, a principios del mes de marzo, se reabrirán en junio. En el resto de los equipamientos afectados, que no están ubicados en zonas con una elevada presión vacacional, «se realizará una apertura parcial para la actividad programada», para realizar determinadas tareas asistenciales, como por ejemplo los tratamientos de anticoagulación, las curas, las extracciones de sangre y la atención domiciliaria.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Salud descarta que el brote del geriátrico de Gijón se hayan extendido