«En Asturias somos rigurosos, no ocultamos el número de fallecidos como otras comunidades»

Barbón destaca que el cómputo de la comunidad coincide con el exceso de muertes que revela el MoMo

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ofrece una rueda de prensa tras la reunión mantenida en la sede de la Consejería de Salud con personal del Servicio de Vigilancia Epidemiológica,
El presidente del Principado, Adrián Barbón, ofrece una rueda de prensa tras la reunión mantenida en la sede de la Consejería de Salud con personal del Servicio de Vigilancia Epidemiológica,

El Presidente asturiano, Adrián Barbón, hizo una defensa cerrada de la respuesta de Asturias al estallido de la pandemia lo que le ha permitido, destacó, pasar a la fase 3 y puso además de ejemplo el último informe de seroprevalencia que pone de relieve el escasísimo número de contagios entre el conjunto de la población de la comunidad (apenas un 1,6%) lo que calificó de «éxito porque eso significa que hemos conseguido frenar la entrada del virus en Asturias». El presidente sacó pecho además de la «transparencia» con la que, según recalcó, Asturias ha ido dando los datos de contagios y muertos frente a otros territorios y apuntó que «en Asturias somos extremadamente rigurosos no somos como otras comunidades que intentan ocultar el número de fallecidos».

El baile de cifras de fallecimientos por causa del coronavirus ha sido objeto de polémica nacional en la ultima semana, más después de que la última encuesta del INE atribuya un aumento de la mortalidad en España de unas 40.000 personas respecto a la media esperada mientras que las cifras oficiales de fallecidos por la epidemia en España son algo más de 27.000. Pero las discrepancias varían enormemente en función de las comunidades y son estas además las que remiten los datos al Gobierno Central.

Barbón recordó que en Asturias se cuentan 323 fallecidos (324 según el último balance conocido una hora después de su comparecencia) confirmados por pruebas PCR, las que ahora admite el Ministerio de Salud. Si se tuvieran en cuenta también las que indicaban los test serológicos, la cifra crecería hasta 332. En todo caso el presidente señaló que Asturias cuenta «incluso los fallecidos que ya han pasado la enfermedad» y que el informe del MoMo -el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria por sus siglas en inglés-, del Instituto Carlos III (que lleva el recuento del aumento de la mortalidad respecto a la cifra esperada) atribuye para Asturias un incremento de 324 personas «casi calcados, y no pasa así en todas las comunidades». Fue aquí cuando Barbón presumió de transparencia frente a otros territorios «que ocultan fallecidos» y aunque no citó a ninguno, añadió además que se había tenido conocimiento esta semana de que se había ordenado que algunos residentes no accedieran a los hospitales (esto ocurrió en Madrid) mientras que en Asturias todos los contagiados en geriátricos fueron atendidos en hospitales o residencias medicalizadas «donde hubo brotes muy fuertes». «Nosotros nunca ocultamos muertos y nunca damos cifras por debajo», insistió.

Reconstrucción económica

El presidente anuncio además que se constituirá una comisión delegada del Gobierno del Principado que abordará la reconstrucción y los asuntos económicos una vez se alcance la nueva normalidad en la comunidad, en la que estará al frente el vicepresidente, Juan Cofiño, y de la que formarán parte los consejeros de Hacienda, Ana Cárcaba; de Industria, Enrique Fernández; y de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez.

Puso el acuerdo firmado ayer viernes con la mayoría de los grupos del parlamento asturiano (todos menos Vox) para consensuar una posición común respecto a la reforma de la financiación autonómica, como un ejemplo de diálogo en Asturias respecto a la crispación «tóxica» del debate político en el ámbito nacional.

Apuntó que en ese acuerdo no se había podido incluir una petición sobre la armonización fiscal, que no aceptaron los grupos conservadores. Y respecto al Fondo de Compensación que el Estado repartirá entre las comunidades por el exceso de gasto para hacer frente a la epidemia, recalcó que Asturias defenderá que se tengan en cuenta criterios como el envejecimiento de la población o el gasto per cápita en sanidad y que, en todo caso, el Principado «no aceptará que se quiera camuflar como pérdidas por el Covid-19 lo que han sido pérdidas por bajadas de impuestos».

Preguntado por las quejas del alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, que lamentó la falta de apoyo de la administración regional, ha dicho que le «sorprenden» sus afirmaciones por ser «injustas», puesto que el Principado ha puesto en marcha medidas que benefician a sus habitantes, según citó Efe.

«Vamos a hacer todo lo que este en nuestras manos para que la ciudad recupere la vitalidad y avance», ha manifestado antes de pedir al regidor que también practique el diálogo dentro de la casa consistorial.

Comentarios

«En Asturias somos rigurosos, no ocultamos el número de fallecidos como otras comunidades»