¿Cuántos profesores necesitará Asturias en la era postcoronavirus?

s.d.m.

ASTURIAS

Alumnos del IES Jovellanos de Gijón a su llegada a las aulas
Alumnos del IES Jovellanos de Gijón a su llegada a las aulas J.L. Cereijido

El Principado publica las plantillas orgánicas negociadas antes de la pandemia y que implican un pequeño incremento. Los sindicatos señalan que el «meollo» está en las plazas reales que la administración sacará este verano

16 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La plantilla orgánica docente del Principado, es decir, el número de funcionarios que se asignan a los colegios e institutos públicos, estará compuesta el próximo curso por 9.328 profesores y maestros. Así lo recoge la resolución que acaba de publicar el Boletín oficial del Principado (BOPA). Esta es la estructura que la Administración asturiana sacó adelante con la oposición de los sindicatos, que supone un ligero incremento con respecto a la del actual curso pero que no cubre, ni de lejos, la cifra que de verdad necesitan los centros para funcionar. A ese número hay que sumar todos los interinos a los que se asignará plaza este verano. ¿Cuántos profesores necesitará Asturias en la era postcoronavirus? Eso es algo que todavía no ha desvelado la Consejería de Educación, que sigue sin despejar la incógnita de cómo será el próximo curso. Si bajan los ratios de alumnos por aula, la convocatoria de julio puede ser masiva. Esto es algo que podría comenzar a verse esta misma semana, en la que el Gobierno ha citado a los sindicatos. 

La publicación en el BOPA de la plantilla cumple con un trámite burocrático pero nada tiene que ver con las necesidades generadas por el coronavirus, más allá de que se oficializa meses después de lo habitual. Esta estructura se negoció en enero -la fecha que aparece en la resolución se remonta al 25 de febrero- y es casi idéntica a la que inicialmente había presentado la propia consejería. Apenas se atendieron algunas alegaciones presentadas por las direcciones y defendidas por las organizaciones sindicales en la mesa de negociación. ANPE denunció en su día que Educación rechazaba sistemáticamente las alegaciones de los equipos directivos, que son los verdaderos conocedores de las necesidades de los colegios e institutos, que reclaman la inclusión de más plazas. También criticó que se estén incumpliendo los acuerdos, básicamente en Infantil y Primaria. Ya entonces CCOO aseguraba que eran unas plantillas que no respondían a la realidad de los centros, al incluir únicamente el 75% de las plazas reales que existen en los centros. Hoy, con la epidemia del coronavirus, esa afirmación gana incluso más relevancia. A UGT tampoco le salen las cuentas. Teme que la tasa de interinidad se dispare.

La propia Consejería de Educación ha explicado que la plantilla se oficializa ahora como consecuencia del retraso producido por la suspensión de plazos generada por el estado de alarma pero también por la necesidad de determinar las vacantes para el proceso de adjudicación del personal docente interino, proceso que se realizará durante el mes de julio. Acaba de resolverse un concurso de traslados importante para el proceso.