Polémica por el trabajo presencial de funcionarios con patologías de riesgo

CSIF denuncia que el Gobierno asturiano está ordenando a empleados públicos que padecen diabetes, hipertensión u obesidad mórbida que se incorporen a sus puestos

Edificio Administrativo de Servicios Múltiples (EASMU) en Oviedo
Edificio Administrativo de Servicios Múltiples (EASMU) en Oviedo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este jueves que el Gobierno asturiano está ordenando a empleados públicos que padecen diabetes, hipertensión u obesidad mórbida que se incorporen presencialmente a trabajar en sus correspondientes puestos.

Estas órdenes, según este sindicato, son contrarias a las instrucciones del Ministerio de Sanidad, que sí considera ese tipo de dolencias como patologías de riesgo en la actual situación de pandemia.

CSIF ha criticado también en un comunicado que el Gobierno del Principado pretenda regular mañana las condiciones del teletrabajo entre los empleados públicos sin tener en cuenta el acuerdo alcanzado entre sindicatos y el Gobierno central, que abre la posibilidad de hacer desde casa el 80 por ciento de la jornada semanal.

Barbón anunció esta semana que para favorecer la conciliación entre la vida familiar y laboral iba a propiciar el trabajo desde casa para los empleados públicos con hijos o con dependientes a su cargo hasta que se iniciase en septiembre el curso escolar.

Función Pública ha convocado mañana a los sindicatos para cerrar una resolución sobre las condiciones en las que se llevará a cabo la reincorporación del personal de la administración asturiana y entes públicos con garantías de seguridad más allá del 21 de junio, día en el que finaliza el estado de alarma.

En principio, esta resolución mantiene que la administración abordará con carácter inmediato el inicio de la elaboración de la disposición que regulará con carácter general el teletrabajo y prorroga la regulación de esta modalidad para los trabajadores de los grupos cuatro y cinco (conciliación y grupos de riesgo) que no trabajen en la administración de justicia o en centros educativos.

45.000 trabajadores siguen en un ERTE con Asturias en fase 3

La Voz
Aspecto que presentaba este miércoles el mercado de Grado que se celebra por primera vez tras dos meses de cierre por el coronavirus, al entrar Asturias en la fase 1 de desescalada
Aspecto que presentaba este miércoles el mercado de Grado que se celebra por primera vez tras dos meses de cierre por el coronavirus, al entrar Asturias en la fase 1 de desescalada

El Principado señala que 1.112 empresas han renunciado a los expedientes al volver a la actividad y que 6.473 personas se han incorporado a sus puestos

Un total de 1.112 empresas han comunicado ya al Principado la suspensión, por finalización, desestimiento o renuncia, de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que comenzaron a aplicar al inicio de la emergencia sanitaria, según los datos que maneja la Dirección General de Empleo y Formación. Pese a ello, 45.000 personas siguen en un ERTE pese a que Asturias ya está en fase 3.

Las suspensiones corresponden a ERTE de empresas o empleadores autónomos con sede en Asturias, tramitados directamente por la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica, y que implican a 6.473 personas, de las cuales 6.292 estaban afectadas por expedientes de fuerza mayor y 181 por otras causas (económicas, técnicas, productivas y organizativas).

Seguir leyendo

Comentarios

Polémica por el trabajo presencial de funcionarios con patologías de riesgo