Los sindicatos critican «la inoperancia» del Principado para abordar la vuelta a las aulas en septiembre

la voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Un pasillo dle IES Monte Naranco, vacío
Un pasillo dle IES Monte Naranco, vacío

UGT y ANPE se quejan de la escasa comunicación entre centrales y administración: «Nada sabemos a día de hoy de los planes de retorno para el próximo curso»

28 jul 2020 . Actualizado a las 18:55 h.

El sindicato independiente ANPE ha criticado «la inoperancia» de la Consejería de Educación del Principado para abordar la vuelta a las aulas en septiembre. Desde ANPE inciden en que «el retraso en la toma de decisiones respecto del curso 20-21 empieza a ser insostenible». «Equipos directivos, familias y profesores desconocen cómo va a ser la vuelta al cole en septiembre», añaden. Para ANPE, la vuelta a las aulas en el mes de septiembre «debe garantizar todas las medidas preventivas frente al Covid-19 y, a la vez, tiene que ser compatible con el proceso de enseñanza-aprendizaje», con un modelo «que garantice el máximo de horas presenciales posibles». UGT critica la escasa comunicación entre sindicatos y administración: «Nada sabemos a día de hoy, de los planes de retorno para el próximo curso».

Entre otras propuestas, el sindicato plantea que «la anunciada inversión en Educación debería destinarse a diseñar un plan de remodelación de los centros educativos para adaptarlos a las nuevas medidas preventivas». En concreto, propone dotar a los centros educativos de enfermera escolar; proveer de material de protección e higiene; limpiar y desinfectar varias veces al día; distribuir los espacios para mantener el distanciamiento físico; gestionar los residuos en el centro. También apunta la necesidad de «reforzar y aumentar las plantillas docentes» dado que «las medidas de distanciamiento físico obligan a bajar la ratio y a desdoblar las aulas».

Asimismo, defiende el sindicato «llevar a cabo planes específicos de apoyo y refuerzo educativo con el alumnado que no ha podido realizar un proceso de enseñanza-aprendizaje adecuado del tercer trimestre del curso 2019-20»; así como la puesta en marcha de «un plan de digitalización». ANPE alerta de que «el inicio de curso puede ser un caos organizativo, porque los trabajos preparatorios, que normalmente se hacen en julio, de organización de espacios, horarios de alumnos y profesores, ratios, etc, una vez conocida la matrícula de los centros, están todos sin hacer, para desesperación de los equipos directivos». Con todo, el sindicato apuesta «por el dialogo, la negociación y el acuerdo». «Hace meses que hemos solicitado la reunión de la Mesa Sectorial para tratar estos y otros asuntos, pero la administración incomprensiblemente se resiste a convocarla», concluye, según informa Europa Press.