Asturias busca un nuevo modelo para las residencias de mayores

La consejera de Derechos Sociales anuncia cambios organizativos y asistenciales que negociará con todos los agentes implicados

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, en la comisión de estudio de la gestión de la crisis sanitaria de la Junta General
La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, en la comisión de estudio de la gestión de la crisis sanitaria de la Junta General

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, ha reconocido que la crisis sanitaria del coronavirus ha evidenciado que el modelo asistencial de las residencias de mayores de Asturias debe modificarse para adaptarse a las necesidades reales. Durante su comparecencia en la comisión de estudio de la gestión de la crisis sanitaria de la COVID-19, Álvarez ha explicado que la próxima semana comenzarán las reuniones de la mesa de trabajo integrada por su consejería, el organismo autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA), las asociaciones de familiares, la Federación de Asociaciones de Mayores (Fampa) y las patronales del sector para definir la hoja de ruta a seguir y establecer un calendario de puesta en marcha del renovado sistema asistencial.

«El cambio de modelo ya no es un debate, es una necesidad clara que requerirá de cambios organizativos y de la propia cultura asistencial. La sistematización del trabajo de los profesionales no será por tareas, sino que estará basado en un cuidado integral de los residentes como personas de pleno derecho», ha avanzado. Según ha abundado, con este cambio se apuesta por un refuerzo de todas las medidas preventivas que se aplicarán en los centros ante la posibilidad de un brote de coronavirus. Estas actuaciones están en consonancia con los planes de contingencia que debe elaborar cada centro y que serán actualizados cuando las circunstancias lo requieran, ha puesto de manifiesto.

Álvarez, que ha señalado que las residencias de mayores «no son centros sanitarios ni deben serlo» y ha comentado que la crisis ha demostrado que el sistema público «ha estado a la altura de las expectativa». La consejera ha subrayado que del total de los residentes de los centros públicos se infectó el 9,5%, de los que más del 70% superó la enfermedad, recoge EFE.

Un criterio único

Por otro lado, Álvarez ha asegurado que el material de protección se distribuyó entre las residencias públicas y privadas aplicando «exactamente el mismo criterio», esto es, en función de las necesidades de cada equipamiento. No obstante, sí ha reconocido que los equipos de protección para las trabajadores del Servicio de Ayuda a Domicilio adoleció de carencias durante las primeras semanas, punto en el que ha avanzado que el Principado reforzará el plan concertado para aumentar los recursos económicos para la compra de este material ante una posible nueva oleada del virus.

Por otro lado, ha negado que las decisiones tomadas en los centros geriátricos hayan sido «temerarias», puesto que el único propósito era «garantizar en todo momento la seguridad de los profesionales» aplicando los protocolos emitidos por las autoridades sanitarias. «Hemos dicho en todo momento lo que pasó. La transparencia fue una máxima», ha puesto de manifiesto la consejera, quien ha recalcado que fruto de su gestión el Gobierno «puede mirar a los ojos de los asturianos».

Por su parte, la gerente del ERA, Ana Suárez, ha comentado que el material de protección fue llegando a los centros «de manera ordenada» y se consiguió un «stock adecuado» para dar respuesta a los procedimientos existentes en cada momento. Además de sostener que el personal fue reforzado donde se precisó, ha dicho, en la misma línea que la consejera, que no se tomaron decisiones «caprichosas» aunque generaron «fricción entre los profesionales».

La oposición

En la comparecencia, la diputada del PP Reyes Fernández ha lamentado que se haya «confiscado» material de protección a las residencias privadas para derivarlo a las públicas, mientras que el de Ciudadanos Armando Fernández ha puesto de manifiesto que el «error fundamental» ha sido la ausencia de un plan estratégico que pusiera el foco en los geriátricos.

El diputado de Podemos Rafael Palacios ha dicho que la pandemia ha aflorado «las carencias y los riesgos futuros» que tiene el modelo asistencial asturiano y el de Ovidio Zapico ha pedido a los grupos parlamentarios que no haya «precipitación política y polarización» en un asunto que debe abordarse con «serenidad».

Mientras que el portavoz de Foro, Adrián Pumares, ha reprochado al Principado que el acceso a los medios de protección «no fue el adecuado» entre los profesionales sociosanitarios, la diputada de Vox Sara Álvarez ha calificado de «pésimo» el balance realizado por el Gobierno asturiano, que no aplicó un trató idéntico entre las residencias públicas y privadas.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias busca un nuevo modelo para las residencias de mayores