El turismo rural se crece frente al coronavirus

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

Santa Eulalia de los Oscos
Santa Eulalia de los Oscos

El colectivo que engloba al sector en la región percibe una mayor demanda desde que finalizara el estado de alarma de turistas que este verano evita pasar las vacaciones en lugares masificados

18 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La tendencia de este verano de huir de las masificaciones y aglomeraciones para evitar contagiarse de COVID-19 está siendo un revulsivo para el turismo rural asturiano, con más reservas e interés de quienes buscan pasar unos días en la región y desconectar en lugares poco concurridos. Adriano Berdasco, empresario y presidente de la Federación de Turismo Rural (Fastur), asegura que este año hay «más ambiente que otros años» en el negocio del turismo rural y que hasta el momento la dinámica del alquiler de casas va «bastante bien».

La percepción que tiene el representante de este colectivo es que la gente se ha adelantado a la hora de alquilar casas rurales y eso supone para él la principal diferencia respecto al año pasado. Si bien otros veranos era a partir de mediados de julio cuando más alquileres se producían, este año ha comenzado antes, según señala, ya «a últimos de junio». En su opinión, esto se debe a que «pensando en lo que haría uno mismo, la gente no se plantea ir a sitios masificados».

Además, Adriano Berdasco considera que también ha resultado atractivo para quienes han buscado una casa rural como alternativa para sus vacaciones el hecho de que se hayan mantenido los precios y no se hayan disparado, algo que ha dicho han respetado todos los empresarios que tienen negocios de este tipo. «No era el momento de subir o bajar los precios y, de hecho, para mí no tiene mucha lógica esa dinámica», manifiesta el presidente de la Federación de Turismo Rural (Fastur), que asegura que en Asturias se ejerce un turismo rural «serio y honrado, con trato de tú a tú».