Los grandes empresarios miran con envidia el verano turístico de Asturias

Un informe de Exceltur señala que la demanda nacional ha salvado los meses de julio y agosto en el Cantábrico

Grupos de turistas en el exterior del monumento prerrománico de Santa María del Narancos, a cuatro kilómetros de Oviedo
Grupos de turistas en el exterior del monumento prerrománico de Santa María del Narancos, a cuatro kilómetros de Oviedo

De «esperanzadores». De este modo califican los grandes empresarios españoles afiliados a la alianza Exceltur el verano turístico en las comunidades del Cantábrico, Asturias incluida. El último informe sobre el impacto del coronavirus en el sector, lanzado esta misma semana por Exceltur, indica que la reactivación del mercado nacional, es decir los españoles que deciden viajar dentro del país, ha beneficiado a una serie de territorios que obtendrán buenos resultados en esta temporada alta. Son Galicia, las regiones cantábricas y Andalucía, fundamentalmente. Esto implica que son las regiones que menos perderán o que tendrán unas pérdidas más atenuadas en el cómputo global del año.  

Esta valoración actualizada de los empresarios coincide con las sensaciones que se han extendido durante las últimas semanas a lo largo del Principado. Las playas se encuentran a rebosar en cuanto sale un rayo de sol. Lo mismo sucede con las rutas senderistas y de montañismo más populares. Los aparcamientos de los principales ganchos turísticos se quedan sin plazas libres. Muchos alojamientos han colgado el cartel de completo este verano. También los alquileres turísticos han experimentado un tirón ya en pleno verano. La publicidad que supuso que la región pasara 25 días libre de positivos parece que se está traduciendo en cifras concretas.

Los grandes empresarios reconocen que la menguante presencia de turistas internacionales se extenderá casi hasta cierre de año, «junto a un empeoramiento de la recuperación prevista para la demanda nacional, tras los esperanzadores meses de julio y en especial agosto». Lo que espera por delante no resulta demasiado halagüeño pero, al menos, Asturias se encuentra entre las regiones con los datos «más positivos del verano». No obstante, anticipan que con el final del verano y la llegada del otoño «se revierta levemente esta senda de mejora, por la mayor incertidumbre económico-sanitaria y por su impacto sobre viajes de negocio o escapadas puntuales que tienen mayor relevancia en los últimos meses del año».  Aún así hay hueco para la esperanza. Señala el informe de Exceltur que «Galicia, el norte de España y las comunidades del interior experimentarán caídas de actividad algo menores por la mayor presencia de demanda nacional y de proximidad».

Ese viajero español que este verano ha decidido montarse unas vacaciones en casa tiene un perfil muy concreto que parece haber encajado en el Principado.  Busca establecimientos de tamaño reducido y se desplaza con su vehículo particular. Los viajes en avión, tren o barco, y con reservas en hoteles, han escaseado más.

El balance nacional para el sector turístico es bastante más descorazonador. Los empresarios ofrecen datos concretos para concretar sus valoraciones. Creen que la facturación directa y conjunta del sector va a acumular entre los meses de agosto y septiembre de 2020 una caída del 68% con respecto al mismo periodo de 2019, cuando en junio esperan que esa caída no llegara ni al 60%. Para el cuarto trimestre del año no mejorará mucho. Hablan de un descenso de los ingresos del 61%, cuando al principio de la temporada estaban estimando sobre el 46%, también con respecto a 2019. Para el empleo ha sido un ataque directo. La alianza asegura que se han creado 823.000 empleados menos que en 2019. 

Los empresarios turísticos reclaman políticas más claras y coordinadas en torno al coronavirus y una mejora de la imagen de España. Consideran que la gestión, aunque descentralizada, debe de estar sujeta a una mayor coordinación por el Gobierno, con políticas de prevención, protocolos anticontagio y sistemas de conteo de los positivos «más clarificadores y uniformes». Para reactivar el mercado consideran imprescindible «revertir la equivoca comunicación externa sobre la evolución territorial de la pandemia, que últimamente nos ha venido destrozando». Están convencidos de que la imagen de España está muy dañada. 

Diez buenas prácticas para convertirte en un turista responsable

la voz
Semeya de Somiedo
Semeya de Somiedo

El director general del Medio Natural y Planificación Rural, David Villar, participa en la presentación de las buenas prácticas en la Red Natural de Asturias

En este verano atípico, en el que son muchas las personas que toman la decisión de realizar turismo en la red regional de espacios naturales protegidos de Asturias, David Villar, director general del Medio Natural y Planificación Rural, ha participado en la presentación de un decálogo de buenas prácticas para ser un turista responsable con el medio, desarrollada en el Centro de recepción de visitantes del Parque Natural de Somiedo. Esta decena de métodos sensatos cuenta con medidas propias por los tiempos de coronavirus que se están viviendo, así como con procedimientos relacionados con la salvaguarda del medio ambiente o con la preparación de una hoja de ruta antes de partir por las montañas. Estas son las diez recomendaciones para convertirse en un viajero «10»:

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los grandes empresarios miran con envidia el verano turístico de Asturias