El virus agazapado: seis de cada diez positivos por Covid-19 en Asturias son asintomáticos

ASTURIAS

PILAR CANICOBA

Los rastreadores del Principado detectan hasta ocho contactos estrechos por cada contagiado

23 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las reglas del juego han cambiado. La pandemia del coronavirus ha cogido velocidad de crucero en su expansión, pero ha cambiado el tipo de víctimas a las que ataca. En un momento en el que los expertos debaten sobre si España ha entrado o no en una segunda oleada, lo que cada vez está más claro es que el perfil de los nuevos infectados ha cambiado. La edad media ha descendido notablemente, hasta los 38 años en Asturias, y además suele atacar con menos fuerza. El virus está agazapado y cuatro de cada diez asturianos contagiados dede el 10 de mayo son asintomáticos.

El hecho de que los síntomas sean leves o de que los pacientes sean asintomáticos tiene dos ventajas evidentes. Por un lado, es más sencillo superar la enfermedad; por otro, no se colapsa el sistema sanitario, la gran amenaza durante el estado de alarma. Por el contrario, el principal incoveniente es que resulta más complicado detectar a los contagiados y, por tanto, el virus se propaga con más facilidad.

El último informe «Situación de COVID-19 en España», elaborado por El Instituto de Salud Carlos III, detalla que de los 570 positivos por coronavirus detectados en Asturias entre el 10 de mayo y 20 de agosto, 237 no tenían síntomas. Es decir, seis de cada diez son asintomáticos. Solo un mes antes, en el último informe de julio, el porcentaje de los que estaban en esta situación era del 55%.

El perfil del contagiado en Asturias

Los datos recogidos por la Consejería de Salud del Principado apuntan a un cambio en el perfil de nuevos infectados. Ahora son jóvenes con una edad media de 38 años, cuando antes era muy superior. Además, la inmensa mayoría o son asintomáticos o desarrollan síntomas leves. Otra diferencia sustancial es que afecta por igual a hombres y mujeres, con un porcentaje casi idéntico del 50%, mientras que antes se cebaba más con ellas que con ellos.

Desde el 1 de julio, cuando comenzaron a reaparecer casos en Asturias, se han confirmado en la región un total de 498 positivos. La edad media se sitúa en 38 años frente a los 60 de los meses anteriores. En este periodo, tan solo se han contagiado 23 profesionales sanitarios y sociosanitarios, en un periodo en el que se han analizado 1.093 casos sospechosos. Además, se han declarado en la región 15 brotes, que suman 158 casos, sin que se hayan registrado fallecimientos.

Ocho contactos por contagios

Otro de los datos más destacados de los que aporta el informe es que los rastreadores asturianos llegan a localizar hasta ocho contactos estrechos de cada positivo. Ese es el número máximo, aunque la media es de tres. Tan solo en Extremadura (10) y en Andalucía (9) detectan más. El estudio también recoge que el 27% de los positivos corresponde a casos en los que se desconoce el origen del contacto. Es decir, personas que no saben dónde se infectaron.

Datos nacionales

La incidencia acumulada a 14 días de casos de COVID-19 presenta una tendencia creciente desde la primera semana de julio. Por comunidades autónomas, el aumento se manifiesta fundamentalmente en Aragón, Baleares, Cataluña, Galicia, Madrid y Navarra. A nivel nacional, el informe señala que la incidencia acumulada de COVID-19 ha experimentado un aumento significativo del 35% desde la semana del 27 julio al 2 agosto) hasta la semana de 3 al 9 agosto y del 17% desde esta a la semana del 10 al 16 agosto. El incremento se observa en todos los grupos de edad.

Además, la evolución diaria de los casos y las hospitalizaciones de Covid-19 muestra una tendencia descendente hasta el 14-15 de junio. Desde mediados de junio, se aprecia un aumento en el número de casos, en las hospitalizaciones a partir de primeros de julio, y en los ingresos en UCI y defunciones a partir de la última semana de julio.