Las dos Asturias del coronavirus: 16 concejos limpios en pleno incremento de la incidencia

ASTURIAS

Número de casos de coronavirus por concejo, a fecha 18 de agosto
Número de casos de coronavirus por concejo, a fecha 18 de agosto

Los últimos datos del Observatorio de la Salud demuestran que todavía hay municipios sin un solo positivo desde el inicio de la pandemia

27 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Principado metió ayer un nuevo color en el mapa regional del coronavirus, el naranja que marca a aquellos concejos con una tasa de incidencia creciente, que ya ha alcanzado los 64 casos por cada 100.000 habitantes, más del doble que la media asturiana. Son Cabrales, Parres, Ribadesella, Llanes y Cangas de Onís. Hasta ahora los azules marcaban aquellos con más diagnósticos, los verdes a los que se encontraban mejor y el blanco a los que estaban limpios de COVID-19. Sobre el plano de Asturias todavía se pueden encontrar islas blancas en las que la pandemia solo ha llegado a través del teléfono o de los medios de comunicación. Los últimos datos del Observatorio de la Salud demuestran que todavía hay 16 municipios sin un solo positivo desde el inicio de la pandemia. Son estadísticas correspondientes al 18 de agosto, es decir, tienen algo más de una semana.

Manchas blancas

Esas manchas blancas se concentran, fundamentalmente, en el occidente y en los Valles del Oso. En la zona oriental solo quedan dos reductos, Peñamellera Alta y Caravia. En la cuenca, resiste Sobrescobio. En el suroccidente, hace lo propio Degaña. El resto son San Tirso, San Martín de Oscos, Villanueva de Oscos, Santa Eulalia de Oscos, Taramundi, Pesoz, Grandas de Salime y Villayón, cerca del límite con Galicia; y Teverga, Yernes y Tameza, Proaza y Santo Adriano. Ni siquiera la movilidad recuperada tras el final del estado de alama ni tampoco la actividad turística ha modificado la situación de estos concejos para los que el Principado, en su día, ya pensó solicitar una aceleración de la desescalada. Comparten algunas características, además de ese color blanco que los distingue por no tener ni un caso. Son rurales. Todos, con la excepción de Caravia, del interior. Todos, salvo Villayón y Teverga, con un padrón inferior a los 1.000 habitantes. Todos con una población muy envejecida.  

Hay un listado paralelo de municipios con una presencia residual de casos, que se mantienen con uno desde hace semanas. Esa es la situación, por ejemplo, de Illano, Somiedo, Quirós, Sariego, Caso y Onís. Con dos diagnósticos positivos aparecen Boal, Riosa, Illas, Cabranes, Ponga y Amieva. Esto confirma que un largo listado de la Asturias rural está manteniendo el virus alejado, pese a que los positivos han crecido de manera considerable y a la declaración de diferentes brotes, a lo largo de la región.