Asturias implantará el «modelo Santoña» en el Oriente si la situación empeora

Restringen las salidas de usuarios de residencias en zonas en alerta naranja

Playa de Guadamía, en Llanes
Playa de Guadamía, en Llanes

Los residentes en centros sociosanitarios ubicados en concejos donde se haya decretado la alerta naranja por el incremento en la incidencia de casos de coronavirus verán restringidas sus salidas de estos establecimientos, según figura en la actualización del protocolo establecido por el Gobierno regional. El Principado contempla además medidas más duras como la tomada en la localidad cántabra de Santoña si la situación empeora en los concejos del Oriente: «Habrá mayores restricciones», ha anunciado Melania Álvarez, portavoz del Ejecutivo regional.

«La protección de la salud de los asturianos es la prioridad y tomaremos las medidas necesarias teniendo en cuenta el criterio técnico de salud pública», ha señalado. El Gobierno de Cantabria ha decretado el confinamiento del municipio de Santoña por un gran aumento de casos de coronavirus. Se ha decretado la restricción de acceso y salida en la zona salvo casos de fuerza mayor, y se ha obligado a suspender todas las actividades culturales, deportivas, de hostelería y de ocio.

De esta forma las salidas al exterior quedarán limitadas a las asistencia a consultas sanitarias, a la realización de trámites administrativos, judiciales o bancarios y a situaciones excepcionales previa autorización del centro y se realizarán por el tiempo indispensable para llevarlas a cabo.

El protocolo sí contempla los paseos por zonas interiores y entornos seguros en zonas perimetradas en el entorno de las residencias y prevé implantar sistemas organizativos adaptados a cada centro, que permitan las salidas y entradas a estas zonas, de forma escalonada y respetando las medidas de protección necesarias, estableciendo un límite horario de dos horas al día, tratando de garantizar la equidad en las salidas de los residentes.

La alerta naranja decretada por el Gobierno para cinco concejos del oriente de Asturias -Parres, Cangas de Onís, Ribadesella, Llanes y Cabrles- supone una intensificación de las medidas de seguridad ante el coronavirus al haberse detectado un incremento de casos y, en caso de no mejorar la situación epidemiológica y la observación de situaciones de riesgo, se valorará la toma de medidas más drásticas como cierres perimetrales o confinamientos.

Según ha señalado la consejera de Derechos Sociales y portavoz del Gobierno, Melania Álvarez, el Ejecutivo ve «con preocupación» la evolución de la pandemia en las últimas semanas y que adoptará «las medidas necesarias para abordar cualquier situación de riesgo».

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, Álvarez ha incidido en que la alerta naranja es «una llamada de atención para extremar las precauciones» y ha recordado que ya se ha detectado un brote en una residencia de personas mayores Arriondas (Parres) lo que hace necesario «buscar el equilibrio» entre el derecho de los usuarios a salir del centro con el de protección de la salud de los trabajadores y residentes.

«El riesgo en las residencias de mayores es elevado», ha subrayado tras incidir en que, desde el diálogo con representantes de las familias, residentes y profesionales, se irá actualizando el protocolo de forma permanente en función de cómo evolucione la pandemia para equilibrar «los derechos y libertades con el deber del Gobierno de garantizar los derechos colectivos». 

Pandemia de bulos en Salinas: «Ni hay un hospital de campaña en la playa ni la Guardia Civil nos ha cerrado el bar»

Carla Vega
Imágen de archivo del exterior de La Luna, en Salinas
Imágen de archivo del exterior de La Luna, en Salinas

Ángel Díaz, uno de los gerentes del bar La Luna, en Salinas, desmiente todos los bulos que se han formado en torno al PCR positivo de uno de sus empleados

Desde primera hora de la mañana con La Luna cerrado, uno de los bares mas concurridos de Salinas, los bulos en relación a este día con la persiana bajada han corrido como la espuma del mar por todo el concejo de Castrillón. «Ya me ha llegado un comunicado, evidentemente falso, del ayuntamiento con respecto al tema, que la Guardia Civil había venido a cerrarnos el bar y llevarnos presos, o que habían montado un hospital de campaña en la playa. Es de locos», cuenta Ángel Díaz, uno de los gerentes del local.

Seguir leyendo

Comentarios

Asturias implantará el «modelo Santoña» en el Oriente si la situación empeora