¿Qué sucederá en Asturias si la fase 2 no funciona?

Adrián Barbón pone sobre la mesa las diferentes medidas que tomará el Principado si en los próximos 15 días no consigue bajar la incidencia del coronavirus

Vista de una terraza, en el centro de Oviedo
Vista de una terraza, en el centro de Oviedo

redacción

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha insistido en que su Gobierno llegará «hasta donde sea necesario» en la aplicación de medidas para controlar la expansión del nuevo coronavirus sin descartar cierres totales de la actividad hostelera, un confinamiento perimetral de concejos o incluso la petición del estado de alarma para Asturias. 

 

En el programa «Hoy por hoy» de la Cadena Ser, ha dicho que el objetivo de las nuevas restricciones aprobadas ayer, que se concretan en la prohibición de consumir en las barras de los establecimientos hosteleros y en limitaciones de aforo en los centros comerciales, es que en quince días se pueda «dar la vuelta a la situación» y que la tasa de incidencia se sitúe por debajo de los 100 casos por 100.000 habitantes, en un momento en el que tiene 186 frente a los 265 de media nacional. «Si hay que ir a cierres totales de la hostelería, iré. Sé que es una medida polémica y que va a tener críticas. Y si aún así la situación no se controla, no descartó en modo alguno la solicitud de declaración del estado de alarma», ha manifestado.

Barbón ha comentado que, en caso de que hubiese que llegar al cierre de la actividad hostelera, el Principado buscaría alguna vía de compensación económica «para acompañar al sector». En este punto, ha asegurado que no se trata de «culpar a los profesionales» de este ámbito, sino que este tipo de espacios son un foco de brotes de coronavirus porque los ciudadanos «bajan las defensas». «Es preferible tomar decisiones antes que no vernos en la situación de llegar a límites absolutamente desorbitados», ha recalcado el presidente asturiano.

El jefe del Ejecutivo regional ha vuelto a hacer un llamamiento a los asturianos para que se «autoconfinen en la medida de lo posible» en las próximas dos semanas y que acudan a consumir a espacios abiertos o bien ventilados. El Boletín Oficial del Principado de Asturias publicó ayer una resolución dictada por la Consejería de Salud para evitar la expansión de la pandemia del coronavirus en la comunidad que establece la prohibición de consumir en barras de establecimientos hosteleros y limita al 25 por ciento el aforo en las zonas comunes de centros comerciales.

Las medidas, que se aplicarán durante un periodo de 15 días, incluyen, además, que tanto en el interior como en el exterior de los bares se realizará el consumo sentado en mesa o agrupaciones de mesas y se restringirá la presencia a 6 personas como máximo y que en las barras solo utilizarán para la recogida a domicilio. Asimismo, los centros y parques comerciales deberán garantizar en todo momento las medidas para evitar agrupaciones de personas y no podrán superar el veinticinco por ciento del aforo en sus zonas comunes y recreativas, informa EFE.

También a través de sus redes sociales ha explicado que en 15 días de aplicación de estas medidas, y según la evolución epidemiológica, el equipo de Salud Pública evaluará la situación. «No descartamos en modo alguno tener que adoptar entonces medidas aún más restrictivas como puede ser el cierre de algunas actividades económicas o el confinamiento perimetral de concejos. Dependerá de la evolución epidemiológica», explica, insistiendo en que se adoptarán las medidas que sean necesarias para frenar la expansión de los contagios y salvar vidas basándose «siempre» en las propuestas de los expertos epidemiólogos y en salud pública. 

Bajar de 100 casos para doblegar la curva

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que no se pueden normalizar las cifras de incidencia acumulada que se están registrando y ha advertido de que solo se podrá doblegar la curva si se logran incidencias alrededor o por debajo de los 100 casos por 100.000 habitantes. Illa comparece ante el pleno del Congreso para informar del Decreto por el que se declara el estado de alarma en nueve municipios de la Comunidad de Madrid, entre ellos la capital, para tratar de frenar la expansión del coronavirus, una medida que este viernes cumple una semana.

El ministro ha reconocido que la situación es muy preocupante, muy inestable y muy frágil y ha advertido de que no se puede bajar la guardia. «No podemos normalizar las cifras de incidencia que están muy por encima de las que se consideran en Europa como seguras», que «deberían ser la excepción», ha dicho Illa. El ministro ha justificado el estado de alarma en Madrid para que el nivel de «contagio alto» no se extendiera fuera de la comunidad y ha recordado que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que rechazaba el confinamiento se basaba en razones de forma y no de fondo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Qué sucederá en Asturias si la fase 2 no funciona?