La urgencia de la pandemia abre las puertas a un acuerdo amplio para los presupuestos de Asturias

ASTURIAS

Servicio Ilustrado (Automático)

La segunda sesión del debate sobre el estado de la región se saldó con exigencias de los grupos pero una mayoría abierta a buscar el pacto para las cuentas de 2021

28 oct 2020 . Actualizado a las 19:49 h.

La extensa segunda sesión del debate de orientación en la Junta General, el conocido como debate sobre el estado de la región, se produjo en un momento extremadamente difícil, en un auge de contagios en la segunda ola del coronavirus y con no pocos cruces de acusaciones sobre la manera en la que se había gestionado la pandemia desde el Principado y también lo que, a juicio de la oposición, había dejado de gestionarse por su culpa. Y, sin embargo, con la mirada de los grupos ya puesta en la próxima casilla relevante de la actividad parlamentaria, se abrió la esperanza de que en la negociación de los presupuestos se logre un amplio consenso, al menos fueron mayoría los partidos que declaron de forma expresa su intención de participar de forma constructiva en el diálogo sobre las cuentas de la comunidad para el año que viene.

En los turnos de réplicas y contrarréplicas de los portavoces parlamentarios con el presidente, los momentos más broncos se vivieron al comienzo (abrió la sesión la presidenta del PP, Teresa Mallada) y al final (el último grupo de la oposición fue para Vox) y, aunque ninguno de los demás grupos dejó de plantear quejas y exigencias al jefe del Ejecutivo, lo cierto es que en mayor o menor medida el resto de los cuatro grupos (Ciudadanos, Podemos, IU y Foro) se mostraron dispuestos a tratar de buscar el consenso amplio, «transversal» según citó Barbón para que salgan adelante los presupuestos de la comunidad. Con matices, por supuesto.

Barbón conqueteó con Ciudadanos, elogiando el tono de Susana Fernández y en una conversación en la que, a lo largo de la mañana, los líderes políticos asturianos recibían mensajes sobre las posibilidades de acuerdo de los mismos partidos a nivel nacional. Fernández, que ya había saludado el martes la propuesta de recoger en las cuentas una partida específica de ayudas a la hostelería, pidió «anteponer Asturias al partidismo» y Barbón recogió el guante aunque pidió a los naranjas que no hicieran como el año pasado cuando el acuerdo asturiano se vetó desde la dirección nacional de Ciudadanos.