No es culpa mía: la falta de autocrítica para explicar el aumento de contagios

Parte de la población muestra su postura ante el incesante incremento de casos por coronavirus, a pesar de que la hostelería y el comercio continúan cerrados

Cola para entrar en un estanco de la calle Uría
Cola para entrar en un estanco de la calle Uría

Los contagios aumentan en Asturias al igual que lo hacen las restricciones para frenar los contagios por covid-19. Pese a que gran parte de la hostelería y el comercio se encuentran cerrados, el Principado no ha percibido una notable bajada en la tasa de propagación del virus. Ante esto, las opiniones de parte de la población se dividen para explicar los motivos que están provocando esta situación. La autocrítica brilla por su ausencia en la mayoría de los casos.

«La culpa es de la gente, no del Gobierno», asegura María Fernández, mientras espera la cola para pedir un café en una conocida franquicia. «La gente se arrima en las colas y no sabes ya qué decirles. Es bastante incómodo», señala. «Lo que deberían haber hecho es un cierre total, porque la gente no tiene responsabilidad individual», denuncia Adrián Alonso, su acompañante. Por su parte, el personal del conocido grupo de cafeterías afirma que, por lo que ellos ven a diario, «se respetan muy bien las normas de seguridad».

En ciertas ocasiones cuesta hacer autocrítica. Así es que la mayoría de las opiniones negativas son hacia el de al lado, en lugar de hacia uno mismo. Por eso, algunos mayores piensan que «el foco son los jóvenes» y viceversa. «La gente, mayoritariamente, hace las cosas bien. El problema son los niños y los botellones», claman Gerardo Álvarez y Francisco Martínez, mientras disfrutan de un café en un banco céntrico de Oviedo. «Por tomar un café al aire libre, con la distancia y con un contacto de poco tiempo no tiene por qué pasar nada», aseguran. «La chavalería no tiene responsabilidad. Además, si les llamas la atención no te hacen caso», denuncia Juan José Gómez, en compañía de dos amistades y una taza de café a la puerta de un céntrico local. «En las puertas de los negocios no se forman aglomeraciones, como mucho puede que se junten dos o tres personas», apuntan Fidel Antonio Gómez y Marcelino González.

No importa la edad, sino la causa

«Es indiferente si los que lo hacen mal son mayores o jóvenes. Seguro que habrá de todo en cualquier edad», asegura Tincho Mangiaruga, de 35 años. Evitando entrar en polémicas innecesarias, el aumento de los contagios puede deberse «al exceso de confianza de la población en general», afirma. «Noto que, a pesar de que ya llevamos tiempo conviviendo con el virus, hay bastante desconocimiento», señala su acompañante, Diego García.

José Sánchez, hostelero en Oviedo desde hace más de 30 años, asegura que «tomar un café es un aliciente en los tiempos que corren» y que «al no haber colas ni aglomeraciones» no tiene por qué pasar nada. «Por lo que se ve por la calle, la gente cumple bien con las medidas», añade. Pedro Bustamante, su compañero de café a las afueras de un local, apunta que «la promoción que se hizo en verano para atraer turismo» podría ser otro de los focos de contagio en el Principado. «Tiraron un gancho para atraer gente porque éramos la mejor comunidad y ahora estamos hasta arriba de contagios».

Sean cuales sean los motivos por los que los contagios continúan aumentando en Asturias, la mayoría de las opiniones recogidas culpabilizan a terceras personas de incumplir las normas sanitarias establecidas. En prácticamente ningún caso la autocrítica es una opción por la que se opte para explicar la difícil situación sanitaria por la que está pasando el Principado.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

No es culpa mía: la falta de autocrítica para explicar el aumento de contagios