¿Cuándo abrirá la hostelería asturiana?

Otea hace una encuesta entre sus asociados y Hostelería con Conciencia recalca que determinados negocios debería poder permanecer cerrados con ayudas si los restricciones son muy estrictas

Una zona de Oviedo con las terrazas vacías
Una zona de Oviedo con las terrazas vacías

El miércoles Asturias dio los primeros pasos de su particular desescalada del cierre de la actividad económica impuesta por la segunda oleada de la pandemia. Unos pasos tímidos, la primeras bajadas en las cifras de incidencia de contagios permitieron la autorización de la reapertura del pequeño comercio pero con muchas condiciones, a grandes rasgos locales de menos de 300 metros y mercadillos al aire libre. El otro de los principales sectores afectados por la imposición de las restricciones, la hostelería aguarda el momento en el que se abra la mano, pero con muchas precauciones sobre la normativa que pueda acompañar la reapertura.

Los ritmos de contagios y cierres han sido distintos en las diferentes comunidades, en Cataluña y Andalucía ya han comenzado las primeras inicitivas de diálogo con las administraciones autonómicas consensuar aforos y terrazas; en la vecina Galicia, la patronal ha propuesto un plan piloto en A Coruña, que podría extenderse al conjunto de la comunidad si da buenos resultados, y que se concreta en dos medidas principales: que los negocios del sector puedan abrir al público hasta las 17.00 horas, y que se permita la reunión de grupos de hasta seis personas no convivientes. ¿Es posible que se traslade un plan similar al Principado?

De momento la patronal Otea no realiza valoraciones. La asociación de hostelería prepara una encuesta entre sus asociados para escuchar las principales demandas de cada subsector antes de lanzar una iniciativa «sustentada en datos» sobre las posibilidades reales en el contexto del Principado. En el pleno celebrado este miércoles en la Junta General, el presidente asturiano, Adrián Barbón, descartó dar pasos precipitados de desescalada mientras las tasas de incidencia permanezcan altas y recordó que las restricciones no han comenzado a dar sus frutos hasta que trascurrió un periodo de entre 14 y 21 días desde su entrada en vigor. 

Desde la plataforma Hostelería con Conciencia, su portavoz Félix Marcos señaló que no tienen ningún dato para esperar una reapertura temprana pero sí la expectativa de que pudiera llegar tras el próximo puente de Diciembre, con la idea generalizada en muchos ámbitos de «salvar la campaña de Navidad».

En todo caso, Marcos recordó que en su asociación «tenemos la premisa de que queremos abrir siempre y cuando las autoridades sanitarias lo vean oportuno, nosotros no queremos abrir ya, sino cuando las incidencias bajen». Pero tampoco les vale cualquier tipo de reapertura y es así porque la hostelería es un sector muy variado en el que las circunstancias de una sidrería o una cafetería no tienen por qué coincidir.

El plan gallego no convene a Hostelería con Conciencia ya que, a su juicio, las medidas muy restrictivas apenas pueden diferenciarse de «un cierre encubierto». En este sentido, Félix Marcos apuntó que en el caso de que se diera un límite de horarios a media tarde, un aforo muy reducido o la posibilidad de usar sólo la terraza «habría gente que debería poder seguir cerrada y acogerse a la prestación por cese de actividad, al margen de otras ayudas que podrían ir saliendo».

Marcos destacó que dentro de la hostelería son varios los modelos de negocio que abren por la tarde y que sería «absurdo» levantar la persiana para bajarla en una hora. Los límites de aforo tampoco serían una buena opción para locales muy pequeños, los hay que ni siquiera podrían recurrir a servir en la terraza y, por la climatología asturiana, «si está lloviendo una semana no puedo trabajar porque no se me sienta nadie».

En este sentido insistió en una idea que ha sido recalcada por muchos hosteleros durante los diferentes periodos de la pandemia «la cuestión es que si esa apertura sigue siendo un cierre encubierto nos deberían dar una contraprestación, si yo sólo puedo trabajar al 50% no puedo pagar como si estuviese al 100%».

Las últimas iniciativas aprobadas por el Principado para la hostelería diaron un plazo de cinco días desde el pasado 17 de noviembre para solicitar ayudas directas que varían su cuantía en función del empleo de cada empresa: 1.500 euros para autónomos sin trabajadores; 2.000 euros para quienes tengan entre 1 y 4 empleados, 3.000 euros para quienes tengan entre 5 y 9 trabajadores; y 4.000 euros para quienes tengan 10 empleados o más. En el caso particular del ocio nocturno, que sufrió antes las restricciones, el Principado anunció que esas cifras se incrementarían para autónomos y pymes que hayan permanecido cerrados desde el 18 de agosto hasta el 1 de noviembre, a razón de 1.500 euros por cada mensualidad completa.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Cuándo abrirá la hostelería asturiana?