Oviedo y Gijón salen del «riesgo extremo» pero Avilés permanece

18 concejos tienen todavía una tasa de incidencia superior a los 250 casos en el acumulado de 14 días y 7 municipios no han registrado ni un contagio en toda la pandemia

Luces de Navidad en Oviedo
Luces de Navidad en Oviedo

La evolución de la curva de contagios en Asturias por concejos presenta una tendencia positiva que se estabiliza en los últimos días. Pese a todo, aún son 18 los concejos que presentan unos números de riesgo muy alto, es decir, una tasa de casos por cada 100.000 habitantes superior a los 250 tomando como referencia la incidencia a 14 días. Con todo, los principales núcleos urbanos de la comunidad, los concejos de Oviedo y Gijón, que suman más de la mitad de la población del Principado, ha rebajado el escalón y salen del riesgo extremo. En las grandes ciudades la excepción es Avilés, con una tasa aún elevada

Los datos publicados por el Observatorio de la Salud del Principado, con cifras a fecha del pasado 13 de diciembre, revelan que son 18 los concejos que superan los 250 casos en la tasa de incidencia a 14 días: la más alta le corresponde a Lena (con 679), seguido de Taramundi (642), Soto del Barco (491), Castrillón (415), Gozón (387), Morcín (385), Cangas del Narcea (372), Langreo (357), Ponga (341), Avilés (331); Siero (321); Nava (319), Mieres (318), Teverga (318), Laviana (308), Colunga (276), Piloña (272) y Noreña (270).

El siguente concejo en la lista decreciente de casos en la estadística de tasa a 14 días es Sobrescobio con 246, ya por debajo de la barrera considerada de riesgo muy alto. En Oviedo y en Gijón las cifras uan notable mejoría, sobre todo el caso de la villa de Jovellanos que supera a la capital: Gijón presenta una incidencia de 192 frente a los 211 de Oviedo.

La cara más positiva de la estadística es que hay 20 concejos en tienen una tasa de incidencia de cero casos en el acumulado de 14 días. Son los municipios de Amieva, Boal, Cabranes, Caso, Castropol, Coaña, El Franco, Grandas de Salime, Illano, Onís, Peñamellera Baja, Pesoz, Proaza, Les Regueres, Ribadedeva, Salas, San Tirso de Abres, Santo Adriano, Sariego y Somiedo. Hay también siete concejos que han logrado permanecer libres de covid tanto en la primera como la segunda ola y que no han registrado ni un sólo caso en toda la pandemia, son los de Caravia, Peñamellera Alta, San Martín de Oscos, Santa Eulalia de Oscos, Villanueva de Oscos, Villayón y Yernes y Tameza.

La evolución de los contagios permitió al Principado autorizar ya desde este lunes una tímida reapertura de la hostelería pero con severas restricciones todavía, no se puede servir en barra, debe garantizarse una distancia social de dos metros y la ocupación de las mesas está limitada a un máximo de cuatro personas. Todo ello ha llevado a mantener las críticas del sector que lleva movilizado varias semanas y que ha visto en esta reapertura un «cierre encubierto» por las limitaciones de la actividad.

A falta de conocerse las cifras del balance de contagios correspondientes a las últimas 24 horas, es decir, las de este domingo, el último informe de Salud debaja una rebaja esperanzadora. Con datos corrrespondientes al sábado, la consejería informaba de siete fallecidos y por primera vez en dos meses se registraban menos de un centenar de casos: 92. El SESPA señaló que la tasa de positividad se situó en el 3,41% después de realizar 3.607 pruebas PCR.

Nueve meses de trabajo en el epicentro de la lucha contra la covid-19 de Asturias

Carmen Liedo
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado

El laboratorio de virología del HUCA, que ha reforzado el personal y mejorado sus técnicas, ha analizado casi 400.000 pruebas PCR desde el inicio de la pandemia y más de 104.000 solo en noviembre

La lucha sanitaria en Asturias contra el coronavirus SARS-CoV-2 ha requerido y requiere de la implicación, el esfuerzo y el trabajo titánico de cientos y cientos de personas, desde técnicos de ambulancia hasta intensivistas, pasando por celadores, auxiliares, enfermeras, médicos especialistas u operadores. La labor de todos ellos está siendo indispensable para hacer frente a un virus que en esta segunda ola ha sacudido a la región como un terremoto.

El laboratorio de virología del HUCA ha sido durante estos nueve meses el epicentro en la lucha contra la covid-19 puesto que ha sido en él donde se han procesado diariamente la mayoría de pruebas PCR realizadas. Pruebas que han servido para tomar pulso a la situación y, por tanto, para que se tomaran decisiones políticas y medidas preventivas. Para ello ha sido necesario aumentar el personal del laboratorio, reforzar los turnos, realizar jornadas maratonianas e, incluso, sacrificar días de descanso. «Y reinventarse todos los días para analizar todas las pruebas que llegan», comenta Santiago Melón, responsable del laboratorio de virología del HUCA, que apostilla que le gustaría «que la gente pudiera ver el nivel de trabajo que hay. No ves a nadie con los brazos cruzados en ningún momento».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Oviedo y Gijón salen del «riesgo extremo» pero Avilés permanece