La vacuna contra el Covid ha arrancado en España a dos velocidades y Asturias se ha apuntado al grupo de cabeza. Según los datos que están haciendo públicos los gobiernos regionales, el Principado es el territorio con mayor porcentaje de vacunados respecto al número de vacunas que se han recibido, con un porcentaje algo superior al 80%. A continuación aparecen Galicia, Baleares y Canarias La antítesis es Extremadura, Cantabria y Madrid, que no llegan al 7%, regiones que avanzan con una gran lentitud.

Un total de 9.707 residentes y trabajadores de centros residenciales de Asturias han sido vacunados desde el 27 de diciembre, según ha revelado el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, que  ha asegurado que se llevó a cabo de forma satisfactoria e ininterrumpida durante el fin de semana. En concreto, se han utilizado ya el 80,7 % de las 12.070 vacunas disponibles hasta este lunes.

Sin embargo, la Comunidad de Madrid solo ha puesto el 6 % de las vacunas recibidas hasta ahora, poco más de 3.000. Sorprendentemente, el viceconsejero de Salud Pública Antonio Zapatero ha negado algún problema, «ni logístico ni de personal», para administrarlas y ha dicho que se tiene capacidad para poner más de 24.000 cada semana, incluso más cuando se apruebe la vacuna de Moderna. Ha explicado que tras recibir una primera tanda de 1.200 vacunas, estaba previsto que llegasen otras 48.000 pero por un problema logístico de Pfizer el envío no llegó hasta el martes 29, a lo que hay que sumar el tiempo para descongelarlas. Además, al ser festivos los días 31 y 1 muchos centros pidieron esperar, pues había ancianos de visita en casa de familiares y trabajadores de vacaciones.

La Consellería de Sanidade de Galicia ha confirmado que está previsto administrar 12.200 vacunas cada semana, según han informado tras la llegada este lunes de una nueva remesa, en concreto 18.500, con un porcentaje del 66%, la segunda comunidad con un ránking más alto tras Asturias. Sobre la campaña de vacunación que se está llevando a cabo entre usuarios de residencias y trabajadores de estos centros, han indicado que el objetivo es vacunar «todos los días». Está previsto que se administren 12.200 cada semana, reservando un tercio para garantizar la segunda dosis.

En Cataluña, los expertos sanitarios urgen a la Generalitat a acelerar la campaña de vacunación, donde hasta este domingo solo se han puesto unas 7.700 dosis de las 60.000 que ha enviado en una primera remesa la farmacéutica Pfizer/BioNTech, apenas un 13 %. La Generalitat contaba con tener vacunadas en dos semanas a las 104.000 personas que viven y trabajan en las 1.408 residencias de Cataluña. Según han explicado fuentes de Salud, varios problemas logísticos y dificultades en los trámites han provocado esta situación.

En Andalucía, que ha pedido más vacunas, las primeras dosis, 230, llegaron el 27 de diciembre y el siguiente cargamento, de 69.500 vacunas, el día 30. Ha utilizado el 37,24 % de las más de 70.000 vacunas recibidas, lo que supone que hasta ayer se habían administrado la primera dosis a 26.464 personas.

En Cantabria las autoridades sanitarias no tenían una previsión inicial de vacunación pero la pasada semana, la primera en la que se vacunó, se pusieron 304 vacunas en el centro de atención a la dependencia de Cueto, en Santander. La comunidad autónoma recibió 5.800 dosis y el porcentaje apenas supera el 5%.

Un total de 11.154 personas se han vacunado en Castilla y León, pertenecientes al primer grupo diana. Se han administrado así el 44 % de las vacunas que llegaron con la primera remesa del compuesto de inmunización, 25.350.

En Castilla-La Mancha se comenzaron a poner a los pacientes el miércoles, mientras que el resto de la semana fue festivo. Para esta semana que comienza, la previsión es llegar a las 12.000 vacunas. El porcentaje actual es del 11%.

En la Comunidad valenciana, las vacunaciones empezaron el 27 de diciembre con 775 dosis de la vacuna de Pfizer en siete residencias de mayores. Pfizer tiene el compromiso de entregar unas 30.000 dosis semanales y hoy se ha recibido una nueva entrega. El porcentaje es del 16%.

Aragón ha vacunado a 1.885 ancianos y trabajadores de residencias entre el 27 de diciembre y el 3 de enero, cumpliendo las previsiones, y la inoculación llegará a entre 7.500 y 8.500 personas en los próximos siete días.

En Baleares se han vacunado hasta este lunes 3.134 residentes y profesionales de los geriátricos, el 38,1 % de los 8.211 usuarios y trabajadores.

Canarias ha vacunado ya al 27 % de los residentes y los empleados de los centros de mayores del archipiélago. En concreto, han recibido ya la vacuna de Pfizer-BioNTech 4.593 personas en las siete islas que tienen residencias de mayores (todas, menos La Graciosa). En Tenerife ya se han vacunado 2.069 personas (el 25,51 % de los usuarios y empleados de las residencias); en Gran Canaria, 1.300 (19,41 %); en La Palma, 530 (61,34 %); en Lanzarote, 325 (61,79 %); en La Gomera, 190 (80,17 %); en Fuerteventura, 99, (57,23 %), y en El Hierro, 80 (46,51 %).

El País Vasco ha recibido ya dos remesas de vacunas de 15.600 dosis cada una y ha centrado la vacunación en residencias de personas mayores.

Y Ceuta ha administrado hasta la jornada de hoy un total de 520 vacunas de las 975 recibidas desde finales del pasado año.

La estrategia asturiana para liderar el reparto de vacunas en España

L. Ordóñez

Para guardar segundas dosis las comunidades tendrían que almacenar alrededor de la mitad de las recibidas

En el primer balance de la aplicación de la primera dosis de la vacuna contra el covid el balance por comunidades ha arrojado difererencias abrumadoras, desde el 80% de las recibidas en Asturias, el porcentaje más alto del país, al apenas 6% de inyecciones desplegadas en Madrid. Primera dosis porque la vacuna de Pzifer requiere una segunda: ¿responde esta desproporción al afán de los territorios por atesorar dosis para la segunda toma?

Según recalca el profesor de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza, Ignacio de Blas (uno de los once miembros del comité asesor del Principado en la lucha contra el coronavirus) podría decirse eso de los casos de Castilla-La Mancha o Galicia, que guardan alrededor de la mitad de los lotes. Sin embargo, en el caso de Asturias, De Blas señala que la estrategia es la adecuada porque se trata de inmunizar cuanto antes al mayor grupo de riesgo, donde se concentran las muertes en Asturias y después asumir la fase de la vacunación de la población general de forma más desahogada. Una frase del consejero de Salud, Pablo Fernández, resume a la perfección el objetivo y la celeridad: «El tiempo salva vidas»  

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Goleada a Ayuso: Asturias, 80-Madrid, 6