Barbón, sobre las nuevas restricciones: «Son el trabajo de muchos días de epidemiólogos y expertos en salud»

El presidente del Principado afirma que solo tenían tres opciones y que han optado por «establecer cierres por concejos una vez que se superen determinados umbrales»

Adrián Barbón
Adrián Barbón

Redacción

Adrián Barbón tiene claro que el Principado debía tomar nuevas medidas para atajar el auge de la pandemia en Asturias. El presidente del Principado ha defendido que quedarse de brazos cruzados no era una opción y ha explicado los motivos por lo que las nuevas restricciones que se aplicarán en la comunidad autónoma a partir de la próxima semana serán  a la carta por concejos en función de la incidencia del coronavirus en cada territorio. «Es el trabajo de muchos días de epidemiólogos y expertos en salud», ha defendido.

Barbón ha explicado que solo había tres posibilidades encima de la mesa: «No hacer nada, sabiendo que eso supondría cientos de muertos en Asturias; cerrar la hostelería en toda Asturias, aún sabiendo que hay concejos que nunca se ven afectados por la pandemia; o establecer cierres por concejos, una vez se superen determinados umbrales en el respectivo concejo». El presidente ha defendido que «esta es la opción que se va a aplicar», ya que considera que es la más justa. 

El líder del Ejecutivo ha hecho un repaso a los criterios que tendrá en cuenta Salud para aprobar las nuevas medidas y ha afirmado que cada día, tras examinar la evolución de los datos, la Consejería de Salud «establecerá qué concejos pasan a situación de máxima alerta de acuerdo a dichos umbrales, estableciendo automáticamente las medidas restrictivas a adoptar durante un período mínimo de 14 días».

Los concejos en los que se apliquen las restricciones -los primeros serán, a partir del martes, Avilés, Castrillón, Corvera y Langreo- serán cerrados perimetralmente, clausurarán el interior de los establecimientos de hostelería y los centros comerciales (excepcto los locales de alimentación), reducirán un 20% el aforo en los comercios de más de 300 metros cuadrados fuera de estas grandes superficies y limitarán las reuniones a un máximo de cuatro personas.

Todas estas medidas se suman a las que ya están en vigor en Asturias desde la pasada semana: el adelanto del toque de queda a las 22.00 horas, el cierre de la hostelería y el comercio a las 20.00 horas, la prohibición de fumar en las terrazas y la elaboración de listas de personas en cuarentena o aislamiento para entregñarselas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para facilitarles el control.

Además, Grado está cerrado perimetralmente, en el concejo está cerrada la hostelería, suspendidas hasta el lunes las clases en los institutos y Salud realiza cribados a la población para detectar nuevos positivos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Barbón, sobre las nuevas restricciones: «Son el trabajo de muchos días de epidemiólogos y expertos en salud»