Los hosteleros asturianos siguen el ejemplo de los vascos y llevan el cierre a los tribunales

Otea pedirá como medida cautelar la reapertura de la actividad en la comunidad autónoma

Terraza de un local de hostelería cerrado
Terraza de un local de hostelería cerrado

Oviedo

El Comité Ejecutivo de la patronal de hostelería y turismo Otea ha acordado recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) las resoluciones aprobadas por el Gobierno del Principado que decretan el cierre de la hostelería.

Fuentes de la patronal han precisado a Efe que se recurrirán las resoluciones de Sanidad del 18 de enero, que ordenaba el cierre del interior de los locales de hostelería con carácter general, y del 1 de febrero, que establecía también el cese de la actividad en terrazas en algunos concejos en situación de riesgo extremo por el empeoramiento de su situación epidemiológica. Este cierre total de la hostelería afecta a los concejos de Avilés, Castrillón, Corvera, Aller y Lena.

En su recurso, Otea pedirá como medida cautelar la reapertura de la actividad hostelera, una medida que ayer fue aceptada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) a petición de las asociaciones hosteleras vascas. El TSJPV ha estimado que, con las limitaciones de aforo y con medidas sanitarias como el uso de mascarillas, la hostelería «no parece un elemento de riesgo cierto y grave para la salud pública», de manera que ha permitido la reapertura de esos negocios en toda la comunidad autónoma, independientemente de la incidencia de la pandemia en cada localidad.

Las asociaciones de hostelería vascas habían argumentado que «el interés general de no favorecer la transmisión del virus» ya se respetaba con las medidas de un decreto dictado el 10 de diciembre que incluía restricciones para que la reapertura de bares y restaurantes no generase una subida de contagios. Además, solicitaban que se anulara el apartado de un decreto posterior que obligaba a cerrar los establecimientos en municipios en “zona roja” por una tasa acumulada de casos de covid-19 en los últimos 14 días superior a 500 por cada 100.000 habitantes.

Según los hosteleros vascos, el Gobierno autonómico había vulnerado «el principio de proporcionalidad, no encontrándose justificada la medida adoptada», ya que supondría graves consecuencias para el sector y el cierre definitivo de muchos negocios y no respetó “el principio de seguridad jurídica al no establecerse duración para el cierre decretado».

Por contra, la representación del Gobierno Vasco pidió al tribunal que no atendiera a esa petición de medida cautelar de reapertura, «sin que se cuantifiquen los daños económicos» apuntados, y argumentó la necesidad de mantener la hostelería cerrada en las zonas de la alta expansión del virus, sobre las recomendaciones de su Consejo Asesor. El TSJPV ha destacado que los hosteleros han pedido reabrir respetando las medidas restrictivas decretadas por el Gobierno Vasco en diciembre que reducían al 50 % el aforo en el interior de locales, con distancia de al menos metro y medio entre personas sentadas en mesas diferentes, agrupaciones de 4 clientes máximo por mesa, prohibiendo el consumo en barra o de pie y con el cierre de los locales a las 20:00 horas y el de apertura no antes de las 6:00 horas, pudiendo entregarse pedidos hasta las 21:00 horas y el reparto domiciliario hasta las 22:00 horas.

Al alto tribunal del País Vasco subrayó que «ciertamente, en los muy numerosos municipios en la denominada ‘zona roja' el cierre de las actividades hosteleras es total hasta que salgan de tal zona con lo que, al carecer de ingresos, se genera un grave quebranto económico». 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los hosteleros asturianos siguen el ejemplo de los vascos y llevan el cierre a los tribunales