Así responden desde Asturias los epidemiólogos al juez que dice que solo son «médicos de cabecera con un cursillo»

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

Daniel López Acuña y Pedro Arcos
Daniel López Acuña y Pedro Arcos

Daniel López-Acuña señala que las declaraciones de Luis Ángel Garrido traslucen «ignorancia y prepotencia» y advierte que el auto del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco «sienta un mal precedente para otras comunidades autónomas»

12 feb 2021 . Actualizado a las 08:41 h.

Las declaraciones efectuadas por el juez Luis Ángel Garrido, presidente de sala del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en las que afirma que «un epidemiólogo es un médico de cabecera que ha hecho un cursillo», han suscitado el rechazo de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) y también de los epidemiólogos de Asturias. Estos apuntan que sus «desafortunadas» palabras denotan «ignorancia» y desconocimiento de esta especialidad que en estos tiempos de pandemia de la COVID-19 está jugando un papel tan importante para tratar de contener al coronavirus.

Daniel López-Acuña, epidemiólogo y ex directivo de la Organización Mundial de la Salud, califica de «lamentables» las manifestaciones de Garrido, unas manifestaciones que, en su opinión, «traslucen ignorancia y prepotencia». «Esta persona ignora que existen múltiples departamentos de epidemiología», comenta Acuña, que enfatiza que «mi cursillo duró cinco años» para poner de relieve la importancia de unos estudios tan específicos y especializados. Así, el mismo apostilla que «escuchar unas declaraciones tan ligeras y faltas de respeto hace que me pregunte en manos de quien estamos».

El ex director de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la OMS se muestra preocupado, además, por la repercusión que pueda tener el auto dictado por el juez del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco porque «sienta un mal precedente para otras comunidades autónomas» cuando dicho auto «no tiene base científica o epidemiológica». «Lo que dicta es una impresión personal, pero este juez no tiene competencias. Esas competencias le corresponden a las autoridades sanitarias», manifiesta Daniel López-Acuña, que ha querido dejar claro que los profesionales de la epidemiología empatizan con el sector hostelero. «Pero la forma de remediar su situación no es recurrir una decisión sanitaria, sino negociar las ayudas que tienen que recibir», apostilla.