Barbón: «La Semana Santa no se podrá celebrar como se hizo en Navidad»

ASTURIAS

Entrevista a Adrián Barbón
Entrevista a Adrián Barbón Tomas Mugueta

El presidente del Principado admite el error: «La Navidad no se debería haber celebrado». «La desescalada será lenta, progresiva, pasito a pasito». «Las farmacéuticas se han convertido en verdaderos mercenarios»

04 feb 2021 . Actualizado a las 20:19 h.

En el despacho de Adrián Barbón (Laviana 1979) sopla una brisa invernal. Como si de un aula de Primaria se tratase, con las ventanas abiertas de par en par, el presidente del Principado aplica el protocolo de ventilación con rigidez. Lo contrario sería incoherente: en los últimos meses ha sufrido la oposición del sector hostelero, que ha criticado las sucesivas restricciones impuestas en Asturias en la segunda y tercera olas. Barbón mantiene la filosofía que le ha guiado estos meses de zozobra sanitaria: salvar vidas y controlar el virus son el mayor acelerante de la economía asturiana. Reconoce que fue un error tolerar la Navidad pero no tropezará con la misma piedra: «La Semana Santa no se celebrará como se hizo en Navidad».

-El 14 de abril publicamos una entrevista ciudadana con usted. Los lectores de La Voz le mandaban sus preguntas a través de un vídeo. Al volver a escucharla, llama la atención el clima de esos días. El gran miedo al contagio, que parece que se ha perdido, y también una idea optimista: en poco tiempo todo volvería a la normalidad. Han pasado nueve meses, ¿se arrepiente de algo?

-Acaba de hacer referencia al miedo al virus. Quizá hubo un exceso de confianza. Me gusta reconocer errores, algo que en política no abunda. Hubo un exceso de confianza y la segunda ola fue terrible. Aunque pudimos doblegar la curva con las medidas tan duras que hubo que adoptar. Ahora estamos en la tercera ola y vamos a ver si ya estamos coronando el máximo. Pero no nos engañemos: yo creo que ha habido un exceso de confianza generalizado en el conjunto de la sociedad. El error fue no insistir aún más en las medidas de protección y seguridad.

-Porque en el verano hay un momento mágico, entre mediados de junio y mediados de julio…

-El de los 25 días…

-Durante ese mes el virus se erradicó en Asturias. Aparte del exceso de confianza, ¿se debería haber tomado alguna medida más?

-En aquel momento no se habrían entendido. Por ejemplo, el cierre perimetral que ahora tenemos si lo hubiéramos mantenido durante verano no se habría entendido. Aunque ahora hay quien opina que hubiera sido una buena medida. Los sectores económicos que viven del turismo, que son muchos, hubieran reaccionado muy a la contra. Nadie se lo planteó en ninguna parte de España. En aquel momento no había estado de alarma y no podía haber restricciones de movilidad. No es tanto medidas que no tomamos como medidas que no podíamos tomar. Hoy tengo claro que vamos a mantener el cierre perimetral hasta el final del estado de alarma.

-Se ha aprendido la lección.

-Está claro que a menor movilidad intercomunitaria hay una protección y un control mejor de la pandemia.

-Tenemos en marcha un cierre perimetral por incidencia en concejos. ¿Y si no funciona, qué margen hay para implementar nuevas medidas?