Amazon empezará a operar en sus nuevas instalaciones de Asturias en otoño de 2022

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

La nave de Amazon en Siero
La nave de Amazon en Siero

Las puesta en marcha del centro logístico del gigante del comercio electrónico podrían suponer la contratación inicial de entre 800 y 1.000 personas

19 feb 2021 . Actualizado a las 21:32 h.

Amazon prevé arrancar las obras de construcción de su nueva plataforma logística en el polígono de Bobes, en Siero, el próximo mes de marzo y culminarlas en junio de 2022, con el objetivo de que comience a operar en otoño de ese mismo año.

La puesta en marcha de las nuevas instalaciones del gigante del comercio electrónico, que contarán con una superficie de unos 200.000 metros cuadrados, podrían suponer la contratación inicial de entre 800 y 1.000 personas.

Así lo han trasladado este jueves dos representantes de la empresa a los portavoces de los grupos parlamentarios en la Junta General, en encuentros individuales en los que también ha participado el vicepresidente del Gobierno asturiano, Juan Cofiño.

El portavoz de Podemos, Daniel Ripa, ha explicado que la empresa prevé dar trabajo, en una primera fase, a entre 800 y 1.000 personas, cantidad que irá variando en función de la actividad de la plataforma, y que, en su mayoría, será en la categoría de mozo de almacén.

El portavoz de la formación morada ha señalado también que «lo que parece también confirmado» es que este tipo de contrataciones serán temporales y ha apuntado que los responsables de la compañía no han desvelado qué tipo de productos tendrá la instalación y a dónde prevé exportarlos.

Ripa ha mostrado su preocupación por la calidad del empleo que generará la compañía, si conllevará la destrucción de puestos de trabajo en el comercio local del Principado y qué impacto tendrá sobre la movilidad de la zona central de Asturias.

«Lo que sí es una certeza es que durante los últimos meses el Gobierno asturiano ha estado trabajando con Amazon y cambiando legislaciones para facilitar su llegada», ha denunciado. En este sentido, ha dicho que la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA) «lleva tiempo» tramitando la modificación del plan parcial del polígono de Bobes, «sin conocimiento» de que esto estaba vinculado a la llegada de Amazon.

«Las expectativas están infladas desde el propio Gobierno, que actúa como intermediario del multinacional. Pedimos transparencia en el proceso, claridad en las ayudas que se han puesto en marcha y una evaluación muy rigurosa de los impactos», ha advertido.