El héroe de la resistencia francesa forjado en Asturias

ASTURIAS

En el centro, con camisa blanca, Alfred Woiznik, conocido como Coronel Maxine o Max Brings, durante la liberación de Marsella, el 15 de agosto de 1944
En el centro, con camisa blanca, Alfred Woiznik, conocido como Coronel Maxine o Max Brings, durante la liberación de Marsella, el 15 de agosto de 1944

Vida de Alfred Woiznik, que luchó en la revolución del 34 y la guerra civil junto a los mineros y más tarde volaría un cuartel general nazi

13 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Asturias, 1934. Un joven alemán, comunista y judío, llega arrastrado por el fervor revolucionario desde Bilbao, donde había abandonado el barco en el que se enroló como marinero. Alfred Woiznik, que será conocido por el alias de Max Brings (y más tarde Coronel Maxine), se siente cautivado por Asturias y al final decide quedarse a luchar en España.

Por otra parte, son muy malos tiempos para judíos y comunistas en Alemania, de modo que la elección parece obvia. Hitler ha tomado el poder, acaba de asesinar a sus rivales (en la llamada noche de los cuchillos largos) y persigue ferozmente a los que considera sus enemigos, que son casi todos. Y no ha hecho más que empezar.

Woiznik había nacido en Neudorf (Silesia, hoy en Polonia) en 1909 (en el Bundesarchiv, Archivo Federal de Alemania, figura como Woznik, pero no hay duda sobre su identidad, ya que la ficha cita también su alias. Está enterrado en Berlín y en su lápida pone Woiznik). Era cerrajero de profesión y a los 19 años de edad ya militaba en el KPD, el Partido Comunista de Alemania. La revolución rusa contagia rápidamente a muchos jóvenes como él en toda Europa.