Cabueñes y La Corredoria, dos paradas clave para impulsar el tren de cercanías

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Hospital de Cabueñes
Hospital de Cabueñes JL CEREIJIDO | EFE

«Si mañana llega el tren a Cabueñes en un año doblamos lo que perdimos de viajeros», aseguran los ferroviarios, que también consideran que la estación ovetense debería ser el eje central de la movilidad al HUCA

21 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Salir en un tren de las cuencas y llegar al hospital de Cabueñes en una hora de trayecto. Hoy puede parecer imposible e incluso ser motivo de mofa si se tiene en cuenta que el proyecto del metrotrén se iniciaba hace ya 17 años y que desde entonces ni siquiera se ha podido resolver el plan de vías de Gijón, pero el escenario es diferente al de las dos décadas anteriores. Ahora toca materializar la transición ecológica en el transporte y, solo para impulsar los trenes de cercanías, España dispone de 1.600 millones de los 6.000 millones de euros que gestionará Adif procedentes de los fondos europeos Next Generation.

Mejorar la eficacia de la red de cercanías y extender la red ferroviaria es una de las prioridades para Europa. Y, en el caso de Asturias, aparte de las inversiones ya previstas o iniciadas para renovar la infraestructura ferroviaria obsoleta, ese impulso a las cercanías que han perdido más de la mitad de sus viajeros en los últimos 15 años pasa por que el tren llegue al complejo hospitalario de Cabueñes. «Si mañana el tren llegase a Cabueñes, parando en donde sea, en un año doblamos lo que perdimos de viajeros. Con crisis o sin crisis», asegura, tajante, el presidente del comité de empresa de Renfe, Francisco Barros, que recuerda que una vez que se puso en marcha la estación provisional de Sanz Crespo en Gijón -paso previo al derribo de las estaciones del Humedal y de Jovellanos- «perdimos 600.000 viajeros anuales».

Gijón, para los ferroviarios, es por tanto la punta de lanza en la renovación que requieren las cercanías -sobre todo las líneas de la antigua Feve- para ser realmente una alternativa de transporte sostenible y competitiva en Asturias. «Gijón es la ciudad más poblada de Asturias; es un núcleo en potencia ferroviaria para nosotros», insiste Barros, en referencia al impulso que supondría que todas las líneas de cercanías que hoy llegan a la estación provisional de Sanz Crespo continuasen hasta Cabueñes, con las paradas previstas entre medias, teniendo en cuenta además que para cuando se materializara esa prolongación del túnel del metrotrén ya se dispondría de una mejora de vías, trenes y frecuencias en toda la red.