De la reforma integral de la vía a poder pagar con el móvil: así será el futuro del tren de cercanías en Asturias

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Subestación de Villabona
Subestación de Villabona

Solo desde febrero se han puesto en marcha más de una treintena de inversiones encaminadas principalmente a modernizar la obsoleta infraestructura de las líneas de la antigua Feve

01 ago 2022 . Actualizado a las 18:36 h.

Revertir la actual y desoladora situación de la red de cercanías de Asturias, en la que las siete líneas de la antigua Feve se llevan la peor parte tras décadas de declive por una inadecuada o nula inversión en mantenimiento, costará al menos 580,9 millones de euros. Esa es la inversión que calculaban los técnicos de Adif y Renfe hace cuatro años, cuando se elaboraba el Plan de Cercanías de Asturias que presentaban los responsables del entonces Ministerio de Fomento para el periodo 2017-2025. No echó a rodar cuando tenía que haberlo hecho pero sí se ha puesto en marcha en esta legislatura y por ejemplo, entre febrero y noviembre de este año, se han licitado o adjudicado por lo menos una treintena de actuaciones encaminadas principalmente a modernizar la infraestructura de las líneas de ancho métrico que superan con creces los 100 millones de euros de inversión. 

La próxima licitación, aprobada este mismo mes por el Consejo de Ministros, son los más de 25 millones de euros que se destinarán a la modernización de bloqueos en los 51 kilómetros de la línea que une Gijón con Pravia. Otra actuación importante son los 32,2 millones de euros adjudicados a finales del mes pasado para instalar los esperados bloqueos automáticos entre Infiesto y Cabezón de la Sal. Según explica el presidente del comité de empresa de Renfe en Asturias, Francisco Barros, esta última inversión no sólo permitirá que ferroviarios y viajeros ganen en seguridad sino también que aumenten las frecuencias de los trenes al no tener que depender su paso de las llamadas telefónicas entre estaciones: «Era algo muy necesario y, aunque es una inversión que no se ve en lo material, va a mejorar la seguridad y las frecuencias».

Gijón-Laviana, sin limitaciones de velocidad

Otra inversión destacada es la que se centra en los 49 kilómetros de la línea de Gijón-Laviana, en la que ya se adjudicaron más de 40 millones de euros para la renovación integral de la vía, carriles, andenes y traviesas. Unas obras que, cuando finalicen y ya se disponga de uno de los 10 nuevos trenes que se están construyendo para el ancho métrico de Asturias, servirán para eliminar por ejemplo la decena de limitaciones de velocidad que hacen que hoy la línea sea tan lenta.