Resucita el proyecto de una línea de tren para viajar de Gijón a Sevilla con altas prestaciones

Pablo González, / Juan M. Arribas

ASTURIAS

Viaducto sobre el Tajo en la línea de alta velocidad a Extremadura, que formaría parte de la ruta ferroviaria de la Plata
Viaducto sobre el Tajo en la línea de alta velocidad a Extremadura, que formaría parte de la ruta ferroviaria de la Plata Alejandro García Calzado

El oeste español se moviliza para recuperar los 130 kilómetros entre Plasencia y Salamanca, que evitaría pasar por Madrid

17 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Quienes viajan a Sevilla, Cádiz o Huelva desde Asturias en coche utilizan ya desde hace años la autovía de la Plata, frente a la ruta alternativa por Madrid. Este recorrido histórico que abrieron los romanos aprovechando pasos naturales también tiene un surco ferroviario que se ha ido abandonando a lo largo de los años, víctima de la apuesta casi exclusiva por la alta velocidad y las conexiones radiales. Aunque históricamente fue una línea especializada en mercancías, un nuevo impulso de la sociedad civil de estos territorios, a través del Movimiento Corredor Oeste-Ruta de la Plata, ha logrado concitar intereses diversos que reclaman al Gobierno una inversión inicial que permitiría reabrir la ruta ferroviaria norte-sur (Gijón-Sevilla-Huelva-Cádiz), tanto para mercancías como para pasajeros. Para Asturias supondría una ruta alternativa hacia el suroeste del país, en un contexto de liberalización ferroviaria que ya está congestionando Madrid como principal nodo ferroviario. El recorte de tiempo en el viaje podría ser muy relevante. 

El principal objetivo consistiría en volver a poner en servicio los 130 kilómetros de vía clausurados entre Plasencia y Salamanca para restablecer en una primera fase la conexión ferroviaria entre Gijón y Sevilla. Como de momento no es realista recuperar todo el trazado histórico hasta Astorga, se plantea utilizar como recorrido provisional alternativo el trazado —en su mayoría de alta velocidad— entre Salamanca, Medina del Campo, Valladolid, Palencia y León.

La red de la Ruta de la Plata
La red de la Ruta de la Plata

La situación de la línea

El panorama actual de la antigua línea ferroviaria del Oeste español es el siguiente: entre Gijón y León se está pendiente de la puesta en marcha de la Variante de Pajares, que podría estar lista en el primer trimestre de 2023. El recorrido provisional que plantea este grupo de presión (León-Palencia-Valladolid-Medina del Campo) es una línea de alta velocidad en funcionamiento. El tramo que pretenden reconstruir, entre Salamanca y Plasencia, fue reconvertido en una vía cicloturista y es una zona de gran valor ambiental. Desde Plasencia a Cáceres y Mérida hay un trazado de alta velocidad que se pondrá en servicio en el 2022. Y desde la capital extremeña hasta Sevilla hay una línea convencional que está en funcionamiento, pero que necesitaría mejoras.