Y Toché silenció El Molinón

¿Qué ocurrió en el derbi de la primera vuelta?

Toché celebra su gol en El Molinón
Toché celebra su gol en El Molinón

Oviedo

Todo está preparado. Los dos entrenadores tienen a practicamente todos sus futbolistas disponibles y solo queda que el árbitro pite el inicio del partido mañana a las 18:00 horas. El derbi asturiano vuelve 15 años después al Carlos Tartiere y la expectación es máxima. Además de la evidente carga emocional, en lo clasificatorio el partido no es menos importante: el Oviedo, tercero y a dos puntos del ascenso directo, recibe al Sporting, noveno a tres puntos del playoff y a cinco de los carbayones. ¿Recuerdas que pasó en el derbi de la primera vuelta?

Un punto que significó algo más

El caprichoso calendario emparejó a los dos gigantes asturianos en la cuarta jornada de la competición. Ambos equipos estrenaban entrenador en esta 17/18 y los equipos todavía estaban verdes, pero las dinámicas ya eran diferentes. El Sporting llegaba tras sumar dos victorias y un empate en tres jornadas, mientras que los azules ya habían hecho de todo: perder ante el Rayo, empatar con el Almería y golear al Reus. 

Con un Oviedo plagado de bajas, el partido siguió el guión más o menos esperado. Los por entonces futbolistas de Paco Herrera salieron con la intención de volcar el campo hacia la portería de Juan Carlos y por momentos lo consiguieron. Antes de cumplirse el cuarto de hora, Santos forzaba una falta tras tirar un desmarque al espacio. El libre directo de Carmona fue repelido por Juan Carlos, pero en el rechace, Rubén García recogió el balón y centró para que el mismo Carmona, llegando desde atrás, pusiera el 1-0. Fueron momentos duros para los azules, que ante un rival crecido no tuvieron más remedio que aguantar. Antes del descanso, Toché y Berjón tuvieron una buena oportunidad para empatar.

Tras el paso por los vestuarios todo cambió. Aarón Ñíguez entró por Yeboah, Anquela movió a Saúl a la izquierda, bajó a Mossa al lateral y decidió apretar al Sporting en su campo. El Real Oviedo se hizo dueño del partido y comenzó a merodear el área de Mariño. En un córner, Mariño salvó el empate sacando un gran remate de Carlos Hernández. Paco Herrera reculó y dio entrada a Bergantiños por Scepovic y el Oviedo siguió yendo a más. Ya en el 85, Toché recogió un rechace del portero rojiblanco y envió el balón al fondo de las redes. Empate y delirio en la única esquina del Molinón pintada de azul. Reparto de puntos y dos dinámicas que cambiaban. 

Una celebración especial y el factor Ñíguez

Como dijimos en el párrafo anterior, Aarón Ñíguez fue uno de los nombres propios del partido en Gijón. El ilicitano, que había caído lesionado en la semana previa a la segunda jornada, llegó con pinzas al encuentro de El Molinón y comenzó en el banquillo. Entró en el 57' por Yeboah y cambió el rumbo del derbi. Empezando en la derecha pero moviéndose por todo el frente de ataque, la defensa rojiblanca no supo defender al 7, que aguantaba el balón, superaba líneas y se asocociaba con todos sus compañeros. Sin duda alguna, el primer gran partido de Aarón con la camiseta del Real Oviedo. No sería el último.

Pero si por algo se recordará el primer derbi asturiano tras 14 años es por lo que pasó justo después de producirse el 1-1. Toché se fue al fondo más radical del estadio gijonés y, en un gesto en representación de todo el oviedismo, enseño el brazalete de capitán y dijo "ya estamos aquí". La imagen ya es, sin duda alguna, una de las más icónicas de la historia de los derbis.

El once de Anquela

El Real Oviedo estaba inmerso en plena crisis de lesiones y Juan Antonio Anquela sacó el once que pudo. Fabbrini, Hidi, Mariga y Diegui Johannesson no estaban y Aarón llegaba muy justo, así que el técnico jienense apostó por un 4-2-3-1 con Mossa haciendo las veces de extremo. Juan Carlos defendió la portería, la defensa la formaron Cotugno, Carlos, Verdés y Christian, Folch y Rocha el doble pivote, Yeboah en la derecha y Saúl por detrás de Toché.

Como ya dijimos antes, el encuentro cambió radicalmente con la entrada de Aarón. Saúl en la izquierda, con Mossa y el ilicitano de socios, comenzó a castigar el flanco derecho de un Sporting que no llegaba al área de Juan Carlos salvo en acciones aisladas. También se produjo el debut de Owusu, entrando al campo sustituyendo a Carlos justo antes del gol del empate. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Y Toché silenció El Molinón