El dilema del 'falso nueve'

¿Qué hacer ante las bajas de Toché y Linares?

Saul Aaron Horizontal.Saul y Aaron se abrazan tras un gol del Real Oviedo
Saul y Aaron se abrazan tras un gol del Real Oviedo

Oviedo

Como bien suele decir el gran Miguel Fernandi, es maravilloso que los "problemas" semanales surgidos en torno al Real Oviedo sean desde hace años puramente futbolísticos y no de otro tipo. Así pues, el debate previo al encuentro ante el Granada es claro: ¿quién va a jugar de delantero?

Las sanciones de Toché y Linares, unidas a la lesión de Olmes García, obligarán a Juan Antonio Anquela a introducir un cambio significante en la alineación azul. Si el martes vimos lo que es capaz de ofrecer el delantero del Vetusta Steven Prieto, ahora toca profundizar en los recursos del primer equipo disponibles para el domingo.

El 'falso nueve' en el esquema de tres centrales

Está claro que Diego Fabbrini, Saúl Berjón y Aarón Ñíguez no son delanteros. Los tres son atacantes capaces de asociarse, desequilibrar, dar el último pase o incluso llegar a posiciones de finalización, pero ninguno se ha caracterizado por jugar de espaldas a la portería contraria o por zafarse con los centrales rivales. Por ello, en el caso de que Anquela no optase por Steven, la opción del 'falso nueve' no es ninguna locura.

Dicho término salió a la palestra nacional hace casi una década, cuando Pep Guardiola, basándose en lo que hizo Johan Cruyff en los años 90, decidió pasar a Leo Messi al centro del ataque, buscando sumar un jugador más por dentro y que sus otros dos delanteros atacaran con mayor facilidad el espacio. Muchos entrenadores han utilizado dicha táctica y Anquela podría ser el siguiente.

En el Oviedo actual, el de tres centrales y dos carrileros, es habitual ver a Alfonso Herrero o a la línea defensiva optar por el juego directo y buscar en largo a la referencia ofensiva. Es ahí donde Fabbrini, Berjón y Ñíguez, a diferencia de los delanteros habituales, se encontrarían en clara desventaja con la defensa rival. En un conjunto que pasa más tiempo sin balón que con él, dicha opción podría estar desaprovechada. 

El 'falso nueve' en un 4-2-3-1

Ahora bien, si Anquela vuelve a virar el rumbo y el 4-2-3-1 se asienta de nuevo, utilizar a uno de los tres atacantes anteriormente mencionados como referencia ofensiva puede ser más que interesante.

Con el Oviedo acumulando más gente en campo contrario, tanto Berjón, Ñíguez o Fabbrini serían capaces de ocupar esa posición de 'falso nueve', desde donde podrían asociarse con facilidad con el media punta y el doble pivote y dificultar de una manera eficaz el marcaje de los centrales rivales. 

Si bien el Oviedo atraviesa un bache de juego debido en parte a problemas estructurales y no individuales, juntar a tres atacantes de esta calidad en el entorno adecuado puede darle a los azules un salto cualitativo muy interesante. Habrá que ver qué propone Juan Antonio Anquela el domingo, en lo que sin duda será una de las alineaciones más esperadas de la temporada.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

El dilema del 'falso nueve'