'Txarly' Martínez, un lateral atípico

Así es el nuevo futbolista del Real Oviedo

Carlos Martínez celebra un gol con la Real Sociedad
Carlos Martínez celebra un gol con la Real Sociedad

Oviedo

Cuatro años después de la histórica temporada 02/03 en la que la Real Sociedad peleó la Liga al Real Madrid hasta la última jornada, el conjunto txuri-urdin descendió a Segunda División por cuarta vez en su historia. Con una de las mejores canteras del país, dos Ligas y una Copa en sus vitrinas y tras 40 años consecutivos en la élite del fútbol español, la Real daba con sus huesos en división de plata y le tocaba reinventarse. 

Zubieta siguió siendo la clave del proyecto y en la primera temporada en Segunda apareció un lateral atípico. Con sus 1.88 metros, Carlos Martínez Díez (Lodosa, 1986) parecía más un central que otra cosa. 'Txarly' (así lo conocen por Donostia) dio el salto desde el Sanse (filial de la Real) junto a Dani Estrada, con el que compartió vestuario diez años, desde la Segunda B a la Champions League.

«Desde muy jóvenes compartimos vestuario. Yo sólia jugar de extremo y él era lateral, en el Sanse compartíamos banda», nos dice Estrada, que añade: «'Txarly' entrena como juega. Siempre lo da todo, va al limite y trabaja muy bien. Luego en el vestuario es de esas personas que siempre son importantes».

Ascenso y consolidación en Primera

Tras dos intentos fallidos de volver a Primera, Martín Lasarte llega a San Sebastián. Carlos Martínez se instala definitivamente en el once de la Real y de la mano del uruguayo los donostiarras consiguen el ansiado ascenso

«Es un lateral no tradicional, es muy alto y en algún partido jugó de central. Siempre fue muy poderoso en el recorrido de banda, tanto en la transición defensa-ataque como en el regreso», nos dice el uruguayo en conversación telefónica.

«Conmigo jugaba de lateral y Xabi Prieto de extremo, y claro, lo hacía jugar y ambos le daban mucho al equipo» dice Lasarte, que estuvo una temporada más en Primera antes de salir del club txuri-urdin.

2012/2013, la temporada de Carlos Martínez

Philippe Montanier llegó a la Real Sociedad y con él los mejores años en Primera de la generación que había ascendido con Lasarte. Los Griezmann, Xabi Prieto, Claudio Bravo, Íñigo Martínez, Agirretxe y compañía hicieron una magnífica 12/13 y, diez años después, la Real volvió a la Champions.

No es exagerado decir que el nuevo lateral del Real Oviedo fue una de las piezas clave de aquel gran equipo. Miguel Quintana, periodista y analista de Primera División, tiene pocas dudas: «Su 12/13 es una absoluta locura. Si está bien me parece un lateral sobre el que asentar un equipo de ascenso».

«A nivel colectivo fue un gran año y Txarly hizo un curso buenísimo, tanto ofensiva como defensivamente», nos dice su excompañero Dani Estrada. Aquella temporada, Carlos Martínez sorprendió a propios y extraños cuando comenzó a usar de manera habitual su pierna izquierda. «Al principio en el vestuario le tomábamos el pelo con eso, pero es que luego puso muchos centros buenísimos y su zurda nos dio puntos», comenta Dani. 

«Con la derecha no centraba muy bien, pero es que con la pierna “débil” se convirtió en uno de los mejores. Acabó el curso siendo uno de los grandes laterales de la competición», afirma Miguel Quintana. Esta faceta no fue una sorpresa para Lasarte: «Centraba bien y además siempre intentaba mejorar en dicho aspecto. Cada temporada iba a más».

Un físico privilegiado

«No solo doblaba constantemente, es que presionando hacia arriba era un toro. Un valor tremendo si perdías la pelota en su zona. Te daba muchas recuperaciones», dice Miguel Quintana sobre una de las grandes cualidades de Carlos Martínez: su poderío físico.

«Su aspecto mas reseñable es su recorrido por banda gracias a su fortaleza física. Siempre era peligroso en la fase ofensiva, incluso le recuerdo más de una diagonal», comenta Lasarte

En aquella gran Real de Montanier, la presión en campo contrario era un aspecto fundamental. Y en eso 'Txarly' era un valor seguro. «Era un equipo que tocaba el balón para protegerse en defensa y que en ataque ganaba metros a través de una presión intensa. Y ahí Carlos Martínez era una herramienta básica. El martillo del que se aprovechaba sus compañeros», señala Quintana.

Las lesiones y su rendimiento inmediato

Hay que tener paciencia para ver qué puede dar al equipo un jugador que ha basado tanto su juego en el aspecto físico y que llega tras casi dos años de lesiones importantes.

«Yo creo que Txarly tiene muchas ganas de estar a tope y seguro que lo consigue. El verano le ha venido bien para recuperarse y cargar pilas», asegura Dani Estrada. «Es verdad que su estado es una incógnita, sí. A poco que esté bien no sé si destacará individualmente, pero competirá, no fallará y dará una experiencia que le ha llevado por Europa», añade Quintana.

«Desearle lo mejor porque se lo merece tanto persona como futbolista. Suerte para él y para el Oviedo», termina Martin Lasarte. Así es el nuevo lateral del Real Oviedo, un trabajador del fútbol que se convirtió durante varias temporadas en uno de los mejores laterales derechos del país. 

Valora este artículo

10 votos
Comentarios

'Txarly' Martínez, un lateral atípico