Una rivalidad reciente e intensa

Cádiz y Real Oviedo vuelven a verse las caras tras el polémico encuentro del año pasado

Roja Rocha Cadiz Real Oviedo.Los futbolistas azules protestan a Pulido Santana tras la roja de Rocha
Los futbolistas azules protestan a Pulido Santana tras la roja de Rocha

Oviedo

A nadie se le escapa que entre el Cádiz y el Real Oviedo hay algo más que tres puntos en juego. Aunque todo el mundo reste importancia, lo cierto es que desde la temporada 2014/15, los choques entre estos conjuntos son calientes y siempre con algo en juego. Quizá el más sincero haya sido Álvaro Cervera en la previa: «Es una cita importante por muchas cosas. De aquel famoso playoff de ascenso, aunque yo no estaba y me pilla de lejos, noto algo de rivalidad».

Aquella temporada, asturianos y andaluces cruzaron sus caminos en la eliminatoria de campeones para el ascenso a la categoría de plata. El ambiente previo al encuentro de ida en el Carlos Tartiere fue calentándose hasta el punto de registrarse incidentes a la llegada del autobús amarillo. En el césped prosiguió la tensión, con el momento culmen con el empujón de Garrido (lesionado para el encuentro de hoy) a Cervero

Aquel encuentro terminó con empate gracias a los goles de Cervero y Jona. La semana antes de la vuelta, más líos. Declaraciones de Claudio Barragán (entrenador del Cádiz), recursos a la roja de Garrido... Y, de nuevo, en la previa volvió a subir la tensión. Al Carranza se prohibía la entrada sin motivo alguno a 155 aficionados azules con entrada. La 'venganza' llegaría en modo de cabezazo, el de David Fernández, que valía un ascenso. 

La rivalidad se mantiene en Segunda

Tras una temporada separados en distintas categorías, Cádiz y Real Oviedo se volvieron a ver las caras en la 2016/17. Aquel año los andaluces jugaron playoff de ascenso a Primera División, pero los azules se llevaron ambos triunfos ligueros. El primero, en el Ramón de Carranza, terminó con 0-2 (Toché y Linares) y dos expulsados, Eddy Silvestre y Jon Erice. La tensión se trasladaba también al césped. 

La rivalidad entre Cádiz y Real Oviedo tuvo el último capítulo (hasta ahora) la campaña pasada. En la jornada 26, los azules viajaban a tierras gaditanas en tercera posición. Un triunfo les permitiría colocarse segundos, adelantando a los amarillos. El encuentro estuvo marcado por un error arbitral de Pulido Santana, que expulsó a Rocha mediada la primera parte y con 0-0 en el marcador. El resultado final fue de 2-1 para los locales, que consiguieron remontar el gol de Linares. 

Casi siete meses después de aquel enfrentamiento, andaluces y asturianos vuelven a verse las caras sobre el césped del Carranza. Un nuevo choque entre dos equipos que han creado una reciente rivalidad deportiva, apenas de 3 años, pero muy intensa

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Una rivalidad reciente e intensa