El brazalete del Vetusta se queda en buenas manos

El emotivo mensaje de Edu Cortina para despedirse de Emilio Morilla, que sale cedido al Marino

Emilio Morilla y Edu Cortina
Emilio Morilla y Edu Cortina

Oviedo

Un año de diferencia y una trayectoria en las categorías inferiores del Real Oviedo muy similar. Emilio Morilla (1995) y Edu Cortina (1996) vistieron la camiseta azul desde su primer año de alevines hasta el último de juveniles. Nueve temporadas en las que tanto su crecimiento humano como futbolístico han ido ligados al escudo del Real Oviedo.

Emilio Morilla y Edu Cortina
Emilio Morilla y Edu Cortina

Tras coincidir en el Vetusta las últimas dos temporadas, sus caminos se separan. Emilio Morilla, primer capitán del filial carbayón, recala en el Marino de Luanco en calidad de cedido, mientras que Cortina, hasta ahora segundo en el escalafón, recoge el testigo como portador del brazalete.

Atrás quedan todos los partidos en los que compartieron terreno de juego, contagiando oviedismo a sus compañeros, algo fundamental en las canteras y que muchas veces conviene recordar. De lo que no hay dudas es que seguirán compartiendo grada en el Tartiere, lugar de encuentro de los dos ovetenses.

La victoria en Mareo de la 16/17 (con gol de Cortina) o la de Miramar del pasado curso seguramente sean las más simbólicas de los últimos años, una por derrotar al máximo rival en su casa y la otra por ser el punto de partida para lograr el ascenso en mayo.

Cortina no ha querido dejar pasar la ocasión de homenajear a 'Capi' (así lo llaman sus compañeros) y ha publicado un emotivo mensaje en su perfil de Twitter:

"Uno de esos momentos que no deberían llegar nunca y la sensación de que por mucho que quiera será insuficiente todo lo que diga sobre ti. Mi capitán. Seguiré aprendiendo de ti amigo, GRACIAS y mucha suerte. Siempre contigo!!!"

El nuevo jugador del Marino respondió a su amigo y ya excompañero con el siguiente tuit:

"El brazalete no podia quedar en mejores manos amigo!!! Siempre en mi equipo"

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

El brazalete del Vetusta se queda en buenas manos