El Real Oviedo repite males en Santo Domingo

Los azules caen ante el Alcorcón tras un encuentro en el que cometieron los mismos errores de la temporada pasada

Gol Alcorcon Real Oviedo Santo Domingo Mossa Alfonso Herrero.Los futbolistas del Alcorcon celebran el gol de Dorca
Los futbolistas del Alcorcon celebran el gol de Dorca

Oviedo

Una historia conocida. Eso es lo que vivió el Real Oviedo ante el Alcorcón (2-0). Un encuentro que ya se jugó de forma casi idéntica la temporada pasada, cuando los de Anquela también cayeron con un resultado clavado. Puestos a señalar coincidencias, los azules también sufrieron entonces una lesión que marcó el encuentro. El año pasado fue Toché. Este año le tocó a Oswaldo Alanís.

Lo cierto es que los asturianos comenzaron bien en ambas partes, pero no consiguieron ser constantes ni regulares ante un equipo que sabe castigar los fallos y los descansos del rival. No fue falta de ganas, ni apatía. Lo único cierto es que los madrileños se mostraron mucho más sólidos y persistentes durante los 90 minutos. El Real Oviedo no encontró soluciones, ni en el campo ni tampoco en el banquillo.

Sorprendió Anquela en su planteamiento. Tras unas pocas jornadas de aclimatación, Oswaldo Alanís debutaba como titular en el centro de la zaga junto con Forlín. Una pareja de centrales de gran nivel para el Real Oviedo y la categoría. En los costados, Johannesson, tras recuperarse de sus problemas semanales, y Christian Fernández, que mandaba a Mossa al banquillo.

En el centro del campo, Sergio Tejera volvía a la titularidad tras la suplencia de la semana pasada. El catalán ocupaba el puesto de Boateng, formando junto a Ramón Folch y Javi Muñoz. Arriba, los mismos de las últimas semanas: Bárcenas, Berjón y Joselu. 

Buen inicio y lesión

Salió el Real Oviedo dominador. Con esa imagen y aura de los encuentros en los que actúa de visitante. El balón se jugaba en campo contrario y con sentido. Avisaron Alanís, tras un saque de esquina, y Joselu, en un rápido contraataque. Fueron 15 buenos minutos que finalizaron con un percance muscular del central mexicano, que se tuvo que retirar del terreno de juego. Su lugar lo ocupó Mossa.

Parece que esa lesión, ese parón en el juego, finalizara con el buen juego azul. A partir del cambio, el Alcorcón se hizo total dominador del encuentro. Primero avisó Sangalli con un remate alto desde el interior del área. Apenas unos instantes después, Alfonso Herrero salvaría un mano a mano con Juan Muñoz. Y, a la tercera, la vencida. Dorca se internó solo por el flanco izquierdo y batió con un potente disparo al cancerbero azul.

No sirvió de estímulo el tanto recibido para los de Anquela. El Real Oviedo desapareció de Santo Domingo. El mismo mal que la temporada pasada, cuando el primer gol alfarero terminó con la resistencia de los azules. Los últimos 25 minutos fueron un quiero y no puedo para los visitantes. El paso por los vestuarios debía cambiar la situación.

Reacción y castigo

En los primeros cinco minutos de reanudación, los asturianos chutaron más a puerta que en toda la primera mitad. Berjón, Javi Muñoz, Mossa y, sobre todo, Christian Fernández probaron a Dani Jiménez. El cancerbero local salvó el empate en dos ocasiones, sobre todo tras un cabezazo del cántabro en un saque de esquina.

Cuando mejor estaba el equipo, Juan Muñoz hacía el 2-0 en un magistral lanzamiento directo tras una falta inexistente en la frontal. Un duro castigo para los de Anquela, una condena no merecida, visto lo visto sobre el terreno de juego. Pero Santo Domingo tiene estas cosas, que golpea, azota y hostiga a los rivales a la mínima.

Último intento desesperado

El 2-0 obligó a Anquela a tomar medidas extremas. El preparador oviedista dio entrada a Aarón Ñíguez por Javi Muñoz y a Ibrahima por Johannesson. Bárcenas pasaría al lateral.

Los asturianos siguieron persistiendo, pese a que la suerte parecía serle esquiva. Si los dos goles alfareros tocaron el larguero antes de entrar, ese mismo palo impidió el tanto a Bárcenas tras un disparo desde la frontal que se estrellaba en la cruceta.

Pocos instantes después, en el minuto 79, Nono cometía un agarrón sobre el panameño y era expulsado por segunda amarilla. El Real Oviedo dispondría de superioridad numérica en el tramo final del encuentro.

No se puede obviar que tampoco ayudó demasiado el colegiado. Si Milla Alvendiz señaló una falta inexistente para el 2-0, en el minuto 89 anulaba un gol legal a Joselu que hubiera servido para recortar distancias. El balón, cedido atrás por Folch, no había salido del campo.

Pitido final y nueva decepción para el Real Oviedo en Santo Domingo, donde nunca ha conseguido un resultado positivo y cuenta todas sus visitas por derrotas. Los azules, tras conseguir un punto de los últimos seis, debe recomponerse antes de recibir al Albacete en el Carlos Tartiere.

Alcorcón: Dani Jiménez; Laure, Burgos, David Fernández, Bellvís; Eddy Silvestre, Dorca, Sangalli (Rodas, min 79), Nono; Jonathan Pereira (Álvaro Peña, min 61), Juan Muñoz (Víctor Casadesús min 69).

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Johannesson (Ibra, min 69), Forlín, Alanís (Mossa, min 18), Christian Fernández; Folch, Tejera, Javi Muñoz (Aarón Ñíguez, min 59); Bárcenas, Saúl Berjón, Joselu.

Goles: 1-0 Dorca (min 24). 2-0 Juan Muñoz (min 56).

Tarjetas: El colegiado Milla Alvendiz mostró amonestaciones a los locales Laure (min 32) y Bellvís (min 34). Además, expulsó a Nono por doble amarilla (min 36 y min 78). También amonestó a los visitantes Johannesson (min 50), Javi Muñoz (min 55), Mossa (min 72) y Tejera (min 87).  

Comentarios

El Real Oviedo repite males en Santo Domingo