En busca de un estímulo

El Real Oviedo recibe a un siempre potente Osasuna con la casi urgencia de sumar los tres puntos

Jugadores del Oviedo tras el empate ante el Extremadura
Jugadores del Oviedo tras el empate ante el Extremadura

Oviedo

Tras una semana extraña, toca volver a ponerse el uniforme de gala. Osasuna medirá esta tarde a un Real Oviedo (Carlos Tartiere, 16:00 horas) necesitado de puntos pero también buenas sensaciones para enderezar su rumbo. La dolorosa derrota ante el Rayo Majadahonda ha sumergido al conjunto carbayón en un riachuelo de dudas que, si nadie lo remedia pronto, podría llegar a ser un océano.

«Es muy pronto para decir que lo de mañana es una final», dijo Juan Antonio Anquela en la rueda de prensa de ayer. Declaraciones que, claramente, sirven como antiveneno del «El partido ante Osasuna es una final» que pronunció Sergio Tejera el martes.

Si bien en una categoría como la Segunda División catalogar un partido disputado el 20 de octubre como final no favorece a nadie, las urgencias existen. Reafirmarse de verdad como un equipo fiable en su estadio es una. Ser un equipo reconocible y potenciar poco a poco la idea que se quiere instalar, más allá de un esquema u otro, es otra.

La gran duda de la semana

Anquela, como es lógico, no ha querido mostrar sus cartas y durante toda la semana El Requexón ha sido testigo de un conjunto camaleónico. En cualquier ejercicio táctico, los azules iban alternando el dibujo de tres centrales y carrileros con la línea de cuatro en la zaga y tres centrocampistas. Osasuna, por su parte, ya ha elegido y desde Tajonar tienen claro que volverá el 3-4-3.

Varios son los protagonistas implicados en las dos opciones que maneja el técnico carbayón. Si se vuelve a los carrileros, Javi Hernández entrará como central zurdo, Folch y Tejera formarán el doble pivote y, algo que posiblemente sucederá con ambos esquemas, Bárcenas sustituirá a Aarón. Con el plan B, Richard Boateng podría colarse en la medular azul en detrimento de Javi Muñoz-

El gran potencial de Osasuna

Si bien no gozó en el verano de la ayuda por el descenso que sí tuvo en 2017, Osasuna ha vuelto a armar una plantilla con muchas posibilidades. Los casi 3 millones de euros ingresados por el exoviedista Lucas Torró y por Quique fueron bien invertidos en tres grandes jugadores como Íñigo Pérez (lesionado), Juan Villar (suma cinco goles ante el Oviedo) y Brandon. Además, la llegada de Rubén García, libre tras jugar cedido en Gijón, apuntala uno de los mejores ataques de Segunda.

Jagoba Arrasate, que tras llegar el curso pasado a la final del playoff con el Numancia aterrizó en Pamplona, dispone por primera vez en su carrera de un grupo con potencial de verdad para instalarse en los puestos altos de Segunda. Tras, aparentemente, solucionar los problemas que Osasuna arrastró en El Sadar durante la 17/18, todavía no ha conseguido sumar tres puntos lejos de Pamplona, llegando al Tartiere con un bagaje de un empate y tres derrotas a domicilio.

Posibles alineaciones

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Johannesson, Forlín, Bolaño, Javi Hernández, Mossa; Folch, Tejera; Bárcenas, Joselu, Saúl Berjón.

Osasuna: Rubén, Lillo o Nacho Vidal, Unai García, Aridane, Clerc; Oier, Fran Mérida; Juan Villar, Rubén García, Kike Barja; Brandon.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

En busca de un estímulo