Carlos Martínez comienza a sonreír

El lateral del Real Oviedo habló de sus primeros meses en el club carbayón

Carlos Martínez, en el centro, saluda a la afición tras el derbi
Carlos Martínez, en el centro, saluda a la afición tras el derbi

Oviedo

Tras tres meses de competición liguera, Carlos Martínez por fin pudo debutar en Segunda División con el Real Oviedo. Lo hizo en el derbi que ganaron los azules y que sirvió para que el donostiarra se reencontrara con la categoría de plata. En una entrevista con los compañeros de Tiempo Añadido, de RPA, el defensa repasó sus primeros meses en la capital asturiana.

Un debut muy esperado y una lesión que ya es pasado

«Contento de haber podido jugar el sábado, en un partido tan importante y más con el resultado que se dio».

«Me hubiera gustado estar mucho antes, tres días antes de comenzar la temporada tuve un pequeño problema muscular cuando había hecho toda la pretemporada con el equipo».

«Desde la lesión de rodilla tuve año y medio complicado, la idea de venir aquí era para cambiar todo, la dinámica y la cabeza».

«Una rotura muscular le puede tocar a cualquiera, pero ya no es ir a entrenar sin saber qué podrás hacer».

El ambiente previo al derbi 

«Me habían hablado de la rivalidad, pero me sorprendió mucho todo. El derbi vasco es diferente, pero al final son partidos de mucha intensidad y mucho más que 3 puntos».

«Salir a calentar y ver ese ambiente, lo del bus... todo suma. En los primeros minutos marcamos dos y tuvimos otras dos. La pena es no haber hecho más goles».

«En ningún momento el vestuario creyó que no se ganaría, el partido del Dépor dolió mucho y desde ahí pensamos en el derbi».

Los nervios del debut y los minutos finales del equipo

«Salí a calentar al descanso y al entrar Diegui al campo lo vi complicado. Estaba en la banda con Toché y Javi Muñoz y me llamaron».

«Al principio estaba el gusanillo en la tripa y bueno, intenté ayudar al equipo. Un poco desubicado de carrilero pero intentando sumar, en defensa de cuatro tienes más apoyo y de carrilero estás más solo».

«Cuando el balón se me pasó por debajo hasta se me escapó un poco la risa, son cosas del partido».

«Después del 2-1 intentamos cortar que el Sporting se viniera arriba y lo hicimos bien. También fue importante el apoyo de la afición que no nos dejó bajar los brazos»

«El derbi es diferente porque después de nuestro buen momento se jugó poco al fútbol, muchas interrupciones y parones, es así».

Su relación con Anquela y los compañeros que más le han sorprendido

«Anquela siempre estuvo muy receptivo conmigo, me decía que estuviese tranquilo. Es una persona que va de frente, sensata y honesta, siempre me está animando».

«Él lo vive mucho y también transmite. Una persona así al equipo le viene muy bien».

«Javi me ha sorprendido mucho. Parece que no le afecta la presión, siempre muy tranquilo. Luego ves que en salida de balón siempre elige la mejor opción, que en el fútbol es lo más complicado».

«Tejera ya lo conocía mucho y siempre me gustó, es un lujo tenerle en el equipo».

«También conocía a Toché, que me está sorprendiendo el hambre de entrenar que tiene cada día, y jugué un par de ocasiones frente a Christian, las suficientes para acordarme de él [risas]».

Comentarios

Carlos Martínez comienza a sonreír