El Real Oviedo resiste un asedio

Los azules suman un punto tras un espectacular ejercicio defensivo

Ibra Ibrahima Balde Deivid Las Palmas Real Oviedo Gran Canaria.Ibra se lleva un balón ante la presión de Deivid
Ibra se lleva un balón ante la presión de Deivid

Oviedo

El Real Oviedo consiguió romper la mala racha lejos del Tartiere y sumó un punto (0-0) frente a Las Palmas en un encuentro que tuvo dos partes totalmente distintas. En la primera, los azules gozaron de ocasiones de gol y llegaron a poner cerco a la portería insular. En la segunda, el plan mutó a un ejercicio exclusivamente defensivo que terminó por salir bien, incluso con un hombre menos sobre el césped.

Los de la capital del Principado consiguieron frenar las embestidas locales y aguantar el marcador inicial. Un punto que permite al Real Oviedo sumar 23, mantenerse en décima posición y quedarse a cuatro puntos del sexto puesto del Mallorca.

Juan Antonio Anquela planteó un partido con un esquema camaleónico. El equipo podía variar de un 4-3-3 a un 3-5-2 sin apenas inmutarse. La dinámica del encuentro iría marcando la disposición de los futbolistas azules. En la alineación, solo un cambio con respecto a hace siete días: Tejera entraba por el lesionado Joselu.

Un inicio electrizante

El arranque de ambos equipos tuvo un ritmo altísimo. El centro del campo no existía y solo se jugaba en las áreas rivales. Mossa dispuso de una ocasión inmejorable para abrir el marcador. Diegui Johannesson ganó el carril derecho con mucha facilidad y centró para que el zurdo valenciano, totalmente solo, enviara su remate por encima del arco local.

La respuesta insular fue igual de contundente. Rubén Castro inició un desmarque que ningún defensa detectó. El canario se plantó solo en el área, pero su disparo cruzado lo salvó Nereo Champagne con una gran intervención. Acto seguido fue Christian Fernández el que evitaría el tanto local al interceptar un centro de Araujo que buscaba de nuevo al goleador canario totalmente solo.

El intercambio de golpes continuó con un potente disparo de Johannesson que se fue por encima del larguero de Raúl Fernández. Maikel Mesa, por su parte, remató con el exterior un centro desde la izquierda y a punto estuvo de sorprender al cancerbero oviedista.

Último aviso de Alanís y lesión de Raúl Fernández

El ritmo del encuentro tuvo que bajar obligatoriamente. Ambos conjuntos entraron en una fase en la que primaba no cometer errores defensivos. Un exceso de centrocampismo que alejó el esférico de las áreas y en el que el Real Oviedo parecía encontrarse más cómodo. 

Los de la capital del Principado solo dispusieron de una ocasión más. Fue en una gran volea de Oswaldo Alanís desde la frontal del área que se fue muy cerca de la escuadra. Excelente golpeo del mexicano que puso en jaque al equipo local.

En los últimos compases de la primera mitad, la UD Las Palmas tendría que realizar el primer cambio para sustituir a Raúl Fernández. El cancerbero vasco tuvo que retirarse lesionado. Su puesto lo ocupó Nauzet Pérez.

Los de Anquela se refugian atrás

El paso por los vestuarios dibujó un partido completamente distinto. Los canarios dieron un paso adelante, mientras que el Real Oviedo juntó líneas y bajó la defensa varios metros, más cerca de Champagne. Una manera de refugiarse del asedio que planteaba el conjunto de Herrera. El dominio era insular, pero sin ocasiones de gol que preocuparan a los asturianos.

A los azules solo les faltaba lanzar algún contraataque que avisara a Las Palmas que no podían olvidarse de la fase defensiva. Tuvo una buena ocasión Christian Fernández en un saque de esquina que botó Tejera y que el cántabro remato excesivamente cruzado.

El Real Oviedo aparca el autobús

El empuje local y la entrada de Rafa Mir obligó a los azules a refugiarse en su área. El partido ya era de claro dominio local, pese a que Las Palmas no encontraba vías para llegar a la portería de Champagne. Apenas un disparo fuera de Rubén Castro y alguna falta lateral que la zaga asturiana defendió perfectamente.

Toché dio refresco a un exhausto Ibra. Carlos Martínez hizo lo propio con Bárcenas, adelantando la posición de Johannesson. En el minuto 82, el mensaje que enviaba Anquela era claro: El empate era buen resultado. A punto estuvo de echar a perder ese plan Rafa Mir. El delantero finalizó muy alto un pase lejano que Javi Hernández no consiguió despejar.

Pese a la insistencia insular, el Real Oviedo consiguió mantener su puerta a salvo y obtener un importante punto en el Estadio de Gran Canaria, pese a terminar el encuentro con diez futbolistas por la injusta expulsión de Christian Fernández. De hecho, los de Anquela llegaron a reclamar dos penaltis en el tramo final del encuentro por un agarrón a Toché y por un derribo a Viti. Los asturianos vuelven a sumar lejos del Carlos Tartiere después de cuatro derrotas consecutivas y ante uno de los equipos más potentes de la categoría.

UD Las Palmas: Raúl Fernández (Nauzet Pérez, min 42); David García, Deivid, Cala, Dani Castellano; Timor, Javi Castellano, Maikel Mesa; Tana (Ruiz de Galarreta, min 66), Araujo, Rubén Castro (Rafa Mir, min 66).

Real Oviedo: Champagne; Johannesson (Viti, min 90), Bolaño, Alanís, Javi Hernández, Mossa; Folch, Javi Muñoz, Sergio Tejera; Yoel Bárcenas (Carlos Martínez, min 82), Ibrahima Baldé (Toché, min 78).

Goles:

Tarjetas: Moreno Aragón mostró amarillas al local Rubén Castro (min 45), y a los visitantes Javi Muñoz (min 47), Johannesson (min 49) y Folch (min 83). Además, expulsó a Christian Fernández por doble amarilla (min 63 y 93).

Incidencias: Estadio de Gran Canaria, 11.162 espectadores.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

El Real Oviedo resiste un asedio