Joselu ilumina al Real Oviedo

ALFONSO SUÁREZ OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Saul Berjon Fali Real Oviedo Nastic Carlos Tartiere.Saúl Berjón lucha con Fali por un balón
Saúl Berjón lucha con Fali por un balón LFP

Un gol del delantero desatasca a su equipo y allana el camino de la victoria frente al Nástic

17 mar 2019 . Actualizado a las 18:27 h.

Victoria balsámica para el Real Oviedo. Dos goles de Joselu y Bolaño (2-0) doblegaron a un Nàstic que resistió durante casi una hora en el Tartiere. Tras el primer gol azul, minutos de dudas para los locales, que se despejaron con un certero cabezazo del central cántabro.

El Real Oviedo vuelve a la senda de la victoria y ya está a un punto del playoff de ascenso. Lo mejor es que recupera sensaciones y juego antes de afrontar una fase de campeonato en la que tendrá que enfrentarse a Sporting, Deportivo y Las Palmas en las próximas tres semanas.

La mañana en el coliseo azul comenzaba con regresos. El primero, el del dibujo a una defensa de tres centrales. Tras el experimento fallido de la jornada pasada y ante la baja de Sergio Tejera, el preparador oviedista volvía al esquema que mejores resultados había dado. Además, Saúl Berjón sería de la partida tres encuentros después.

Control total desde el primer minuto

Si algo quedó claro desde el pitio inicial, es que el esférico iba a ser del Real Oviedo. El Nàstic renunció de manera exagerada a pelear la posesión. Los carbayones tenían ante sí la dura prueba de construir jugadas ante un equipo replegado y ordenado con cinco defensas y tres mediocentros.

Pese a la dificultad que siempre encuentra un conjunto no acostumbrado a ordenarse a través del balón, los de Anquela conseguían hilar buenas combinaciones en medio del campo. Otra cosa era en las inmediaciones del área, donde se producía el apagón ofensivo. Solo Berjón parecía tener la lucidez suficiente como para encontrar resquicios en la zaga catalana. El ovetense filtró un buen pase a Bárcenas en el interior del área que el panameño no consiguió materializar ante la intervención de Míkel y el cancerbero visitante. Poco después, un nuevo centro del 10 permitió a Viti poner a prueba a Bernabé, que despejó a saque de esquina.

Lo siguieron intentando una y otra vez. Por insistencia no fue. Pero las ocasiones claras de gol brillaron por su ausencia. A punto estuvo Joselu de cazar dos balones dentro del área. No llegó primero a un gran pase de Bárcenas y, poco después, remató muy desviado con su pierna izquierda.

El Nástic, agazapado durante 40 minutos, pegó dos sustos en el tramo final de la primera parte. Primero Luis Suárez con un potente disparo desde la frontal. Acto seguido, Fali obligaba a Champagne a evitar el 0-1 tras un cabezazo en un saque de esquina. Tras esa brillante intervención del argentino, el encuentro alcanzaría el entretiempo.

El Real Oviedo abre la lata

No cambió demasiado el guión del encuentro tras el paso por los vestuarios. Dominio local con dificultades y algún susto visitante. Viti tuvo que derribar a un rival en el centro cuando era el último defensa. Una jugada parecida a la que vivió el canterano la temporada pasada frente al Alcorcón. En esta ocasión, le costó la amonestación y el cambio posterior por Johannesson.