Mario Barco enciende las alarmas

Un nuevo gol encajado en los minutos finales condena al Real Oviedo a una nueva derrota y le sitúa como último clasificado de la categoría

Gol Merquelanz Mirandes Real Oviedo Anduva.Champagne no puede evitar el tanto de Merquelanz
Champagne no puede evitar el tanto de Merquelanz

Oviedo

Derrota del Real Oviedo (2-1) en su visita a Anduva. El conjunto del Principado perdió el tercer partido del año y se sitúa último clasificado de Segunda División. Tras cuatro jornadas, el conjunto de Sergio Egea suma un solo punto y ha encajado ocho goles. Unos datos preocupantes y que encienden las alarmas alrededor del equipo.

El partido estuvo marcado por el gol tempranero de Ortuño, el previsible paso atrás del equipo para defenderse, la expulsión de Christian Fernández por roja directa y, para no variar, por un gol encajado en los instantes finales del choque. En esta ocasión, fue Mario Barco el que batió a Nereo Champagne en el minuto 89 y deja en una situación muy precaria al técnico argentino.

Muchos cambios en la alineación oviedista. El técnico argentino preparó una pequeña «revolución» en su once. La primera modificación, en la portería. Champagne debutaba en partido oficial sustituyendo a Alfonso Herrero. En la zaga, Christian Fernández recuperaba su puesto como central zurdo, mandando a Alejandro Arribas al banquillo. Juanjo Nieto sería finalmente el lateral diestro.

Egea apostó por un centro del campo formado por Jimmy Suárez y Lolo González, con Riki Rodríguez como enganche por delante de ellos. El canterano fue la gran sorpresa de la alineación en Anduva.

Arranque ilusionante pero poco constante

El inicio del encuentro dibujó, una vez más, un buen Real Oviedo. Como ocurriera ante el Lugo o ante el Fuenlabrada, los asturianos se plantaron bien sobre el terreno de juego, serios en la medular y sin complicarse atrás. La presión se ejercía de manera inteligente, evitando que el Mirandés se sintiera cómodo. Avisó Lolo desde la frontal al adelantarse en un balón suelto, pero su disparo fue desviado por un defensa a córner.

En una jugada sin aparente peligro, Jimmy tuvo la valentía e inteligencia de presionar la salida de balón local. El canterano recuperó la posesión, llegando el esférico a Ortuño. El atacante controló, se perfiló para su pierna izquierda y superó a Limones con un disparo muy ajustado al palo derecho. Era el tercer gol del murciano en competición oficial con la elástica carbayona.

El gol cambió la tendencia del partido. O la tendencia del Real Oviedo. Los de Egea dieron uno o dos pasos atrás, refugiándose en su área ante el peligro que tiene esa actitud en un campo como Anduva. Avisó pronto Álvaro Peña en un remate de cabeza que Champagne tuvo que despejar con dificultades.

Fue el preludio al tanto del empate. Gorka Kijera recorrió sin oposición toda la banda izquierda, llegó a línea de fondo y cedió atrás, donde esperaba completamente solo Merquelanz, que batió al cancerbero argentino con un disparo con su pierna derecha.

El empate no resultó sorprendente visto lo visto sobre el terreno de juego. Los asturianos volvían a caer en el error de confiar únicamente en su defensa para mantener un resultado, renunciando al plano ofensivo. El 1-1 fue el resultado con el que se llegó al descanso, pese a un nuevo intento de Ortuño con un remate de cabeza que se fue alto por muy poco, con Limones ya batido.

Egea protege a su equipo. El Mirandés presiona

El preparador azul movió el equipo tras el paso por los vestuarios. Edu Cortina entraba en lugar de un Lolo que rozó la expulsión en varias acciones del primer tiempo, sobre todo en la última jugada con una vehemente protesta y posterior aviso del colegiado. Un cambio que no modificó la dinámica del partido, con un Mirandés que buscaba con ahínco el segundo tanto.

Si los de Andoni Iraola no lo consiguieron en los primeros minutos fue porque se encontraron con un inspirado Champagne. El portero azul despejó una falta directa de Merquelanz en primera instancia. Instantes después, realizaba una soberbia intervención a un disparo de Álvaro Rey que se colaba en la portería visitante.

La segunda mitad se parecía muchísimo a la de hace unos días ante el Fuenlabrada. Los errores por parte de los dos equipos eran constantes. Solo pequeños chispazos de genialidad podían decantar el partido para uno u otro lado. Riki apareció en la frontal para filtrar un pase precioso a Sangalli, que no encontró rematador para su centro.

Una roja rompe el partido

En el minuto 64 se rompió el partido. Nieto ejecutó un saque de banda hacia en centro de su defensa, comprometiendo a Christian Fernández. El central cántabro, en vez de acudir con la cabeza para despejar, levantó excesivamente el pie, contactando con el balón, pero también con el rival. Ortiz Arias no se lo pensó dos veces y expulsó al defensa oviedista.

Casi media hora por delante y, como ante el Lugo, el Real Oviedo tendría que afrontar el final de partido con un hombre menos. Egea dio entrada a Arribas en lugar de Riki, el único futbolista que estaba aportando algo distinto sobre el césped de Anduva. Poco después, dio entrada a Diegui Johannesson en lugar de Berjón. A falta de poco menos de diez minutos para el final, el argentino quería defender el punto por encima de todo.

El Real Oviedo, que se había defendido bien durante 25 minutos, volvió a encajar un gol en los instantes finales, en el minuto 89, que volvía a condenarle a una derrota, la tercera en los cuatro primeros partidos de campeonato. De nuevo, un rival que dispara solo desde la frontal. De nuevo, un mal rechace del portero. De nuevo, un futbolista (Mario Barco) que remata solo en el área. Demasiadas casualidades.

Mirandés: Limones; Cristian González (Carlos Julio, min 76), Sergio, Odei, Kijera; Andrés García, Antonio Sánchez; Álvaro Rey, Álvaro Peña (Iñigo Vicente, min 71), Merquelanz (Mario Barco, min 84); Marcos De Sousa.

Real Oviedo: Champagne; Nieto, Javi Fernández, Christian Fernández, Mossa; Jimmy, Lolo (Edu Cortina, min 46); Sangalli, Riki (Arribas, min 67), Saúl Berjón (Johannesson, min 82); Ortuño.  

Goles: 0-1 Ortuño (min 10). 1-1 Merquelanz (min 34). 2-1 Mario Barco (min 89).

Tarjetas: El colegiado Miguel Ángel Ortiz Arias amonestó al local Cristian González (min 15), y al visitante Lolo González (min 28). Además, expulsó con roja directa a Christian Fernández (min 64).

Incidencias: Estadio de Anduva, 3.494 espectadores.

Valora este artículo

9 votos
Comentarios

Mario Barco enciende las alarmas