La importancia del cómo

El Real Oviedo se llevó los tres puntos de Albacete tras remontar, casi dos años después, un partido a domicilio

Los jugadores del Real Oviedo, con Rozada al frente, celebran la victoria en Albacete
Los jugadores del Real Oviedo, con Rozada al frente, celebran la victoria en Albacete

Oviedo

Como si de un videojuego se tratase, el Real Oviedo de Javi Rozada superó en Albacete una nueva pantalla. Después de conseguir frenar la hemorragia defensiva, apartar la derrota del día a día carbayón (cuatro jornadas sin perder) y ganar el primer encuentro del curso, el conjunto azul sigue quemando etapas.

En su lucha por volver a ser un equipo de Segunda División, que no es poco viendo de dónde se venía, el Oviedo dio un paso más en el Carlos Belmonte. Ganar resistiendo ya se hizo en Tenerife, ahora el reto era ganar proponiendo. Y no era fácil. Los azules, que tras jugar un primer tiempo correcto se fueron perdiendo por un nuevo error defensivo, remontaron el encuentro cuando los fantasmas del pasado habían encontrado su contexto ideal.

Rozada pensó y, con un solo movimiento, transformó el encuentro por completo. Juanjo Nieto, en un partido que puede cambiar su carrera en el Real Oviedo, dio justamente lo que el equipo necesitaba y el campo se inclinó a la meta de Tomeu Nadal. El recurso visto en el inicio del primer tiempo pasó a ser el plan y, con Berjón al mando, los carbayones se instalaron en campo rival. Premio a la propuesta. 

Si la Segunda División permite muy pocas veces que un equipo tome el control de un partido, imaginad cuando ese conjunto es colista y acumula siete puntos en su casillero tras diez jornadas disputadas. Por esto mismo es tan importante la victoria de ayer. Porque de poco hubiese servido la fantástica actuación si no es refrendada con una victoria. Así de cruel, y lógico, es esto del fútbol.

«Era importante ganar en los últimos minutos, veníamos con un hándicap importante en ese aspecto», dijo Rozada en sala de prensa. Tras muchos puntos perdidos en el tramo final, el golazo de Borja Sánchez vale doble. Como todas las remontadas a domicilio, algo que no vivía el Real Oviedo desde noviembre de 2017, en Tarragona. La importancia del cómo. 

Comentarios

La importancia del cómo