El Oviedo define a sus imprescindibles

Tan solo 9 encuentros después de la llegada al banquillo de Javi Rozada, el equipo ya cuenta con una base inamovible

Los futbolistas azules, tras el encuentro ante el Almería
Los futbolistas azules, tras el encuentro ante el Almería

Oviedo

Menos de dos meses han sido suficientes para que el Real Oviedo haya cambiado su cara por completo. Tras la llegada de Javi Rozada, el equipo ha mutado y se ha convertido en un conjunto que compite ante cualquier equipo (salvo el traspiés de hace unos días en La Rosaleda). Mucha culpa de ello tiene el paso adelante de un buen puñado de futbolistas que se han convertido en imprescindibles. 

El encuentro de la noche de ayer, ante el Almería, dejó un puñado de buenas sensaciones, pero la también la certeza de que varios jugadores son básicos para el buen devenir del equipo. Sin ellos, las victorias se complican en exceso. 

Si hay dos futbolistas sobre los que no han existido dudas durante todo el año son Alfredo Ortuño y Sergio Tejera. El ariete murciano se ha destapado como un voraz goleador y un delantero que permite al equipo mantener la posesión en campo contrario. El caso del centrocampista catalán no es nuevo, siendo pieza básica en la medular desde que llegó. El próximo fin de semana, en El Alcoraz, el Real Oviedo vivirá su segundo encuentro sin él en lo que va de temporada. El primero terminó con empate ante el Extremadura. 

Junto a ellos dos, Saúl Berjón se ha confirmado como el líder del equipo durante las últimas semanas. El ovetense ha acallado cualquier crítica hacia su fútbol y ya nadie duda de su valía. Algo parecido ocurre con Borja Sánchez y Marco Sangalli. Entre los tres forman una línea que ofrece múltiples opciones y amenazas para el rival. Titulares indiscutibles que, además, han pasado por delante de Omar Ramos, Joselu o Yoel Bárcenas, un futbolista llamado a ser importante en la planificación veraniega y que ayer volvió a mostrar su irregularidad.

En la medular, Lolo González también ha ganado el pulso a Jimmy y Edu Cortina. Pese a las oportunidades que han disfrutado los canteranos, el andaluz se ha convertido en el mediocentro más fiable para acompañar a Tejera. 

La defensa, abierta

Quizá la zaga es la línea donde más dudas existen todavía hoy, tanto por sus componentes como por la posición de los mismos. Juanjo Nieto ha pasado del banquillo a una titularidad merecida. Camino inverso al que recorrió Lucas Ahijado, que desapareció del equipo tras dos titularidades y un problema vírico. El tercer lateral, Diegui Johannesson, sigue sin entrar en las convocatorias y tiene las puertas abiertas de par en par para salir el próximo mes de enero. 

Carlos Hernández es otro futbolista que ha dado un paso al frente tras la llegada de Rozada. Con él, Christian Fernández venía siendo su pareja en el centro de la defensa. La actuación del cántabro en el lateral abre una puerta para su regreso a la banda, donde Mossa ha disfrutado de minutos, pero se ha quedado lejos de convencer con sus actuaciones. 

Este hecho podría provocar que Alejandro Arribas y Javi Fernández luchasen por terminar de componer la zaga oviedista. El madrileño llegó para convertirse en el líder, pero las lesiones no le han dejado demostrar su estatus. El caso del murciano es diferente. En él se tienen puestas muchas esperanzas para el futuro. Ante el Almería tenía una dura prueba que consiguió aprobar hasta que tuvo que retirarse del terreno de juego. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Oviedo define a sus imprescindibles