Rozada: «La agresión a Christian es una de las mayores vergüenzas que he visto en el fútbol»

«Estoy muy orgulloso de la actitud de mis futbolistas», dice el entrenador del Real Oviedo

Javi Rozada durante el Real Oviedo-Sporting
Javi Rozada durante el Real Oviedo-Sporting

Oviedo

Minutos después de sufrir su primera derrota en el Carlos Tartiere al frente del Real Oviedo, Javi Rozada analizó el encuentro en la sala de prensa del municipal ovetense. El técnico carbayón habló del partido, de la agresión de Fali sobre Christian, de los errores en defensa y de la tensión presente durante los 90 minutos. 

Agresión de Fali a Christian

«Me ha parecido de las mayores vergüenzas que he visto en el fútbol. No me entra en la cabeza que esa jugada no sea revisable. La vi al descanso y me ayudaron poco, nos condiciona mucho. Es una agresión en la que le dejan sangrando, a nosotros con 10 tres minutos...Me quedé asustado».

«Los árbitros que se lo hagan mirar. Sin el VAR, el Oviedo tendría ocho puntos menos. Y aun así, el Málaga pasó lo que pasó, contra el Almería no nos pitaron una mano... Hoy pasa esto. Contra esto no podemos luchar».

Polémica al final del partido

«La última jugada ya pasó. Fue una acción en la que una persona del banquillo del Cádiz sale y dice que no tiren el balón fuera. Pensé que estas cosas no pasaban en el fútbol profesional. Ahí es cuando se ven las personas, con 0-2 se tira fuera el balón y se acaba el partido».

Cómo vio el partido

«No nos ha dado, sabíamos contra quién jugábamos. Hoy empezamos bien, interpretamos bien lo que queríamos. Queríamos que sus tres mediapuntas no estuviesen cómodos y lo conseguimos».

«Tuvimos tres o cuatro situaciones de peligro con 0-0. Estábamos bien en las vigilancias, no salían y en la primera que salieron un error nos costó el gol. La actitud fue muy buena, pero nos faltó interpretar mejor en campo contrario. No es fácil jugar con el marcador en contra ante el Cádiz y en el segundo tiempo estuvieron mejor».

«En casa el Oviedo tiene que competir y ganar contra cualquiera. Duele esta derrota, hay que hacerse fuertes en el Tartiere. Tenemos aquí 11 partidos en la segunda vuelta y hay que hacerse fuertes. Los puntos no se regalan y el Cádiz demostró porqué tiene 40 puntos. Estoy muy orgulloso de la actitud del equipo. Tras el descanso jugamos con más corazón que cabeza y no estuvimos bien».

«Teníamos cuatro finales y queda la última en Santander. Entre medias una cita importante en Badalona. Ha sido una primera vuelta durísima, he hecho un máster que no tiene ni calificativos. Hay que sacar estos dos partidos adelante y después desconectar, nos vendrá bien».

«Borja Sánchez arrastró un proceso vírico por semana y sabíamos que no iba a aguantar más de x tiempo. Llegó muy cansado y estaba débil. Optamos por Obeng para que nos diese presencia arriba».

Comentarios

Rozada: «La agresión a Christian es una de las mayores vergüenzas que he visto en el fútbol»