Christian: «Oviedo es mi casa y quiero acabar aquí»

«Los equipos que minimicen los errores tendrán mucho ganado, la estrategia será fundamental», dice el defensa carbayón

Christian Fernández en El Requexón
Christian Fernández en El Requexón

Oviedo

Minutos antes de que comenzase la primera sesión de entrenamiento colectivo para el Real Oviedo, Christian Fernández analizó en sala de prensa, y de forma telemática, la actualidad del club azul. El cántabro, uno de los capitanes del equipo de Ziganda, habló del regreso de la competición, de su postura durante el confinamiento y de su situación contractual.

Tiempo hasta que comience la competición

«Quizás nos haría falta un poco más de tiempo para que la preparación fuese más exhaustiva. Mayor tiempo para el trabajo colectivo, porque carecemos de ello. El tiempo es el que es, para todos igual, hay que adaptarse lo antes posible».

«Si no fuese por el protocolo sanitario estaríamos como antes, que ruede el balón es nuestra normalidad. Estamos contentos por trabajar juntos después de tantos meses».

«El míster busca el equilibrio entre lo físico y lo táctico, sobre todo eso último. La compenetración entre líneas y los espacios es lo que más se ha perdido y el entrenador incide en ello. Ahora podremos trabajarlo más».

«Teniendo que acabar la Liga en un tiempo tan reducido habrá que adaptarse. No estamos acostumbrados a jugar cada 72 horas, pero todos estamos igual. El que se adapte saldrá victorioso. Nos gustaría salvaguardar más el aspecto físico y mental de los futbolistas, pero la nueva normalidad hace que nos tengamos que reinventar».

«Los cinco cambios son una medida más para salvaguardar la integridad de los futbolistas. Los días son más calurosos y estas medidas son para que los equipos puedan disponer de más recursos».

Su postura sobre LaLiga durante el confinamiento

«Las circunstancias han cambiado. Las cosas se han hecho bien desde todos los ámbitos. Eso no dista que como sociedad en un momento dado si no seguimos las indicaciones pueda rebrotar todo y se tenga que suspender. Espero que llegado a este punto se pueda concluir la Liga».

«Vivimos a expensas de lo que suceda en la sociedad, de que la gente se comporte cívicamente y sigan los protocolos. Esperemos que no nos veamos inmersos en una suspensión. Hay que acabar los once partidos, serán once finales, y las afrontaremos como tal».

Su renovación

«Seguimos la línea marcada desde agosto, cuando iniciamos los contactos. La pandemia lo ha trastocado todo. Desde el club me reiteran que quieren contar conmigo para la temporada que viene, sigo dando por buena es palabra. Falta que se materialice en un contrato que satisfaga a ambas partes. Esta es mi casa y quiero acabar aquí, en ese sentido no habrá problema».

La competitividad de los clubes que tomaron medidas económicas

«La única manera de recuperar el dinero que en su día pactaste y perdiste es a través de la competición. Si la finalizamos, todos podremos recuperar ese sueldo. El jugador, a la hora de competir, es ajeno al tema económico».

La fortaleza del Oviedo

«Quien gestione mentalmente el desgaste físico tendrá mucho ganado. Dentro de lo malo que ha sido esta temporada, con muchos cambios en todos los ámbitos, la fortaleza que hemos mostrado para poder salir de la situación y vernos fuera del descenso te habla de la personalidad que tiene este equipo. Hay que demostrar ambición y ganas para lograr la salvación».

«No estamos acostumbrados a no tener a nuestra afición, pero una vez que el árbitro pite fútbol es fútbol. Hay unos intereses que tienes que ir a por ellos y no parar hasta la última jornada».

«No he visto nada de la Bundesliga, en mi casa se ven los dibujos. Imagino que lo que se está jugando en Alemania no dista mucho de lo que nos vamos a encontrar. Los estadios están vacíos y eso puede ser un factor determinante, el Tartiere siempre es una olla a presión. Los equipos que minimicen los errores tendrán mucho ganado, la estrategia será un punto fundamental. Quien tenga esa capacidad de sufrimiento extra tendrá mucho ganado, y ahí tenemos un punto de ventaja».

Comentarios

Christian: «Oviedo es mi casa y quiero acabar aquí»