La reválida de Riki

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Riki celebra su tanto ante el Sporting B
Riki celebra su tanto ante el Sporting B Real Oviedo

El futbolista del Real Oviedo, en el dique seco por una sanción durante la recta final de la pasada temporada, quiere convencer al Cuco Ziganda

11 ago 2020 . Actualizado a las 11:54 h.

17 de julio de 2020. Tras 41 jornadas, 10 de ellas disputadas en una recta final interminable, el Real Oviedo vencía por la mínima al Racing y certificaba su permanencia en Segunda División. Los jugadores azules, liberados después de una temporada durísima, se abrazaban en el césped del Carlos Tartiere sin poder aplaudir a una afición que, desde sus casas, por fin respiraba aliviada. Uno de los futbolistas más contentos y que abrazaba con mayor énfasis a sus compañeros era alguien que no había jugado un solo minuto en ese mes de competición: Riki Rodríguez.

El peculiar conflicto legal del ovetense fue tema de conversación durante las primeras jornadas posconfinamiento, pero el ritmo vertiginoso de partidos y la igualdad vivida en la parte baja de la tabla hizo que, poco a poco, todo el mundo olvidara qué estaba pasando con Riki. 

El caso ya se conocía. El ovetense, mientras jugaba en el Vetusta, vio una tarjeta amarilla que acarreaba suspensión en el último partido previo a la suspensión del fútbol en España. La Segunda División se reanudó y el Oviedo preguntó si su futbolista podía competir. La Federación respondió a la consulta de la entidad y de los representantes del futbolista diciendo que entendía que sí podía jugar, pero avisando de que esa respuesta no era vinculante. El club azul no podía arriesgarse a que un rival denunciase y el Comité de Competición sancionase con puntos al equipo de Ziganda, así que el 'caso Riki' se estancó.