Prueba de resistencia

El Real Oviedo, con muchos cambios en el once, pone a prueba su fondo de armario ante el Leganés, uno de los máximos favorito para el ascenso

Nahuel Leiva Real Oviedo Rayo Vallecano Carlos Tartiere.Nahuel Leiva, durante un partido
Nahuel Leiva, durante un partido

Oviedo

Dura, durísima prueba la que tendrá esta tarde el Real Oviedo frente al Club Deportivo Leganés (domingo 18:15 / Estadio de Butarque / Movistar LaLiga). El conjunto madrileño no solo llega en un buen momento tras dos victorias consecutivas, sino que cuenta con una de las plantillas más completas y de mayor calidad de toda la categoría. Tras el Espanyol, los pepineros son los segundos favoritos para el ascenso final.

El choque llega, además, en medio de un calendario de partidos muy apretado y en el que José Ángel Ziganda no tiene más remedio que apostar por las rotaciones y romper el equipo titular que se había visto en jornadas precedentes. Llega el momento de comprobar el verdadero fondo de armario de la plantilla carbayona.

El problema del gol

La falta de ocasiones y de puntería está lastrando el inicio liguero del Real Oviedo. El conjunto de la capital se muestra sólido, recio en la defensa y apenas pasa apuros durante los encuentros. Para más inri, Joan Femenías aparece en favor de su equipo siempre que se le necesita. El buen hacer defensivo queda ensombrecido por la incapacidad en la zona de ataque.

A los azules les cuesta anotar, pero también crear ocasiones, ya sea en jugada, transición o balón parado. Solo tres goles en lo que va de campeonato. Un bagaje muy bajo cuando ya se llevan siete jornadas. Todos esos tantos fueron precedidos de un balón parado: dos faltas y un penalti. El Real Oviedo todavía no ha marcado en jugada.

Revolución en el once

Sin apenas 72 horas de descanso tras el choque ante el Rayo, el preparador oviedista planea varias modificaciones en el once inicial. Caras nuevas y de refresco para afrontar el difícil partido en Butarque. El cambio de sistema tampoco está descartado, ya sea para apuntalar el centro del campo o la defensa ante un Leganés que posee uno de los ataques más poderosos de la categoría.

Cuco Ziganda estudia introducir modificaciones en todas las líneas del equipo. En la defensa podrían regresar Lucas Ahijado, Simone Grippo y Christian Fernández. Además, Diegui Johannesson podría disfrutar de su primera titularidad del curso para dar descanso a Juanjo Nieto. 

En el centro del campo hay un cambio fijo. Edgar González no estará por acumulación de amonestaciones y su puesto podría ser ocupado por Giorgi Aburjania, que también se estrenaría en la alineación y parte con cierta ventaja con respecto a Jimmy. Junto a él, un inamovible Sergio Tejera. Más cambios en las bandas, donde Viti Rozada podría ser de la partida en la derecha, siempre que Cuco no modifique el dibujo de su equipo, con Borja Sánchez o Nahuel en la izquierda. Arriba, Samuel Obeng podría ser el elegido para acompañar a Gustavo Blanco Leschuk. A la expectativa quedarían futbolistas como Cedric Teguía o Rafa Mujica, que todavía no han sido titulares desde su llegada a la capital del Principado. 

Posibles alienaciones

CD Leganés: Cuéllar; Palencia, Omeruo, Javi Hernández, Rodrigo Tarín; Dani Ojeda, Rubén Pérez, Gaku, Arnaiz; Borja Bastón, Michael Santos.

Real Oviedo: Femenías; Johannesson, Grippo, Christian Fernández, Lucas Ahijado; Viti, Aburjania o Jimmy, Tejera, Borja Sánchez o Nahuel; Obeng, Blanco Leschuk.

Colegiado: Dámaso Arcediano Monescillo, del Comité de Árbitros de Castilla-La Mancha.

La puerta abierta para Aburjania

A. SUÁREZ
Aburjania, durante el Real Oviedo-Rayo
Aburjania, durante el Real Oviedo-Rayo

Ziganda medita apostar por el georgiano ante la falta de fluidez azul en la creación

El Real Oviedo tiene un problema que prácticamente todo el mundo ve. El conjunto azul no solo pasa por serias dificultades para ver portería, sino que en los últimos encuentros la producción ofensiva también se ha visto reducida. Los de la capital apenas disparan entre los tres palos, lo que supone un inconveniente que lastra el resto de cualidades del equipo.

De nada sirve la solidez defensiva si la parcela de ataque no carbura. Solo Sabadell, Girona y Alcorcón han metido menos goles que el Real Oviedo en este arranque liguero. Catalanes y madrileños, eso sí, han disputado dos partidos menos. La producción goleadora del conjunto de José Ángel Ziganda es la misma que la UD Logroñés y muy inferior a la del Castellón, Cartagena o Lugo, por ejemplo.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Prueba de resistencia