Anquela: «Aquí fui muy feliz»

El jienense regresó a la sala de prensa del Carlos Tartiere

Anquela Real Oviedo Alcorcon Carlos Tartiere.Juan Antonio Anquela, en la banda del Tartiere durante el Real Oviedo - Alcorcón
Juan Antonio Anquela, en la banda del Tartiere durante el Real Oviedo - Alcorcón

Carlos Tartiere

Tarde de regreso para Juan Antonio Anquela a Oviedo 591 después de que cesara de su cargo como entrenador del Real Oviedo. El jienense, como viene siendo costumbre, puso en grandes aprietos al conjunto azul, que nunca ha conseguido vencerle. En sala de prensa, el míster del Alcorcón solo pudo tener buenas palabras para el que fuera su equipo, su club y su afición.

«Muy igualado. Al final se volvió loco. En esa locura, se nos han escapado dos puntos. Después del empate hemos podido marcar y el rival, ganar».

«Se me han venido muchos recuerdos. Todos positivos. He visto a mucha gente que aprecio y quiero».

«Al Oviedo lo he visto como es, un equipo intenso, que pone en dificultades al rival y que tiene mucho».

«El campo lo están dejando muy bonito. La pena es no haber jugado este partido con gente. Venir a Oviedo y ver a esa afición es bonito, aunque vengas de rival. Todos los recuerdos, súper positivos. Aquí fui muy feliz, tanto en Oviedo como en el Real Oviedo. Es algo de lo que me siento muy orgulloso y siempre le daré las gracias al club por darme la posibilidad».

«Estoy orgulloso del trabajo de mis futbolistas. Podíamos haber dado un golpecito más fuerte. Aquí se trata de ser equipo y no perder la identidad nunca».

Las notas: Punto angustioso

Pablo Fernández
Sangalli golpea un balón durante el Oviedo-Alcorcón
Sangalli golpea un balón durante el Oviedo-Alcorcón

El Oviedo, en un partido en el que no sufrió pero en el que tampoco logró inquietar al Alcorcón, consigue el empate en el descuento tras otro gol de penalti del rival

El mejor

Sangalli: 8. El único jugador del Real Oviedo que consiguió inquietar al Alcorcón durante todo el partido. Con más o menos suerte, lo intentó siempre y por el flanco derecho llegaron las mejores acciones del cuadro azul. Antes del descanso, puso en bandeja el gol a Nieto, pero el lateral falló. Tras el descanso el guion fue similar y, finalmente, pudo marcar el tanto del empate. Merecido.

El once

Femenías: 7. Como casi siempre, no pudo hacer nada en el gol rival y dejó varias paradas de mucho mérito. En el primer tiempo casi no tuvo trabajo, pero protagonizó dos acciones importantes en los últimos diez minutos: despeje a Barbero en el primer palo y mano espectacular tras un tiro potentísimo de José Carlos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Anquela: «Aquí fui muy feliz»