Reacción de orgullo

El Real Oviedo consigue rescatar un punto ante el Almería tras un primer tiempo que encendió todas las alarmas

gol Grippo Almeria Real Oviedo Estadio de los Juegos Mediterraneos.Grippo remata de chilena para poner el 2-2 ante el Almería
Grippo remata de chilena para poner el 2-2 ante el Almería

Oviedo

Lo que es el fútbol. El Real Oviedo obtuvo un meritorio punto en su visita a la UD Almería (2-2) después de superar un primer tiempo de muy bajo nivel. Los del Principado fueron superados por su rival y pudieron salir goleados. Solo la actuación de Joan Femenías lo impidió.

El paso adelante tras el paso por los vestuarios fue sobresaliente y los asturianos se hicieron merecedores de un punto. Incluso, de algo más. Las ocasiones, el dominio y la tendencia del choque fueron totalmente carbayonas. La recompensa llegó en los minutos finales con un golazo de Simone Grippo que permite a José Ángel Ziganda y los suyos respirar un poco en la clasificación antes de recibir al Sabadell.

El Real Oviedo masca la tragedia

La peor de las imágenes posibles. Unos diez minutos iniciales que fueron un espejismo dejaron paso a un primer tiempo difícil de digerir. El Real Oviedo fue inferior en todos y cada uno de los aspectos posibles. Solo un disparo a puerta (en semifallo de Obeng) y, en cambio, varias llegadas locales que pudieron terminar en goleada. Femenías, pese a los dos goles en contra, fue el mejor del primer acto.

El colmo del mal momento carbayón es que tu portero detenga un penalti para cometer otro en la siguiente jugada. Ambos, por cierto, sin discusión alguna. Ni a la excusa arbitral se puede agarrar la afición hoy. Tanto Johannesson como Obeng cometieron dos infracciones infantiles, pero punibles y sin discusión. Especialmente sangrante fue la del ghanés, incapaz de despejar el esférico del área con todo a favor.

Femenías detuvo el primer penalti en contra, el de Corpas, pero nada pudo hacer en el ejecutado por Umar Sadiq. El nigeriano hizo el primero desde los 11 metros y también el 2-0 aprovechándose de un hueco imposible (o impensable) en una defensa de tres centrales. Dos mazazos que no encontraron respuesta alguna por parte de los asturianos. Todavía peor. El portero carbayón tuvo que evitar el 3-0 en una gran parada a Corpas y Sadiq envió fuera un esférico que olía a hattrick.

Halo de esperanza tras el descanso

No es que el Real Oviedo iniciase una revolución tras el paso por los vestuarios, pero hubo un pequeño lavado de cara. Entró Jimmy Suárez por un transparente y renqueante Tejera y, cuando no se llevaban diez minutos, Obeng se aprovechó de un grave error de Cuenca para hacer el 2-1 a pase de Nahuel.

El tanto sentó bien a los del Principado, que se hicieron con el dominio del choque, mientras que el Almería quería aprovechar los espacios a la espalda de la zaga. Volvió a intentarlo Obeng y Makaridze tuvo que adelantarse en el último momento a una llegada muy peligrosa de Johannesson.

El ghanés tuvo otra clarísima ocasión para nivelar el partido tras un centro del Christian Fernández, pero su remate, picado abajo, se fue fuera por poco. Fue su última aportación al choque antes de dejar su lugar a Blanco Leschuk. Bingen Arostegi también dio entrada a Rodri Ríos en lugar de un desaparecido Borja Valle.

Grippo rescata un punto

Tanto fue el cántaro a la fuente… El Real Oviedo se hizo merecedor de un punto en el segundo tiempo ante un Almería que se relajó en exceso. La retahíla de ocasiones azules terminó con un remate de chilena de Grippo que se convirtió en el 2-2 tras una revisión incomprensible del VAR y que mantuvo en vilo a equipo, cuerpo técnico y afición.

Con el punto casi en la buchaca, Arostegi dio entrada a Arribas en lugar de Nahuel. El mensaje estaba claro. El empate era oro puro para los azules tras lo visto en el primer tiempo. El 2-2 final no saca a los asturianos de problemas, pero les permite afrontar el choque ante el Sabadell con otro espíritu. Esa sí será una verdadera final.

Ficha técnica

UD Almería: Makaridze; Buñuel, Maras, Cuenca, Akieme; Petrovic, Morlanes (Brian Rodríguez, min 86); Corpas (Juan Villar, min 86), Carvalho (Ramazani, min 90+2), Lazo (Villalba, min 69); Sadiq.

Real Oviedo: Femenías; Johannesson, Carlos Hernández, Grippo, Christian Fernández, Mossa (Borja Sánchez, min 66); Edgar González, Tejera (Jimmy, min 46); Nahuel (Arribas, min 89), Borja Valle (Rodri Ríos, min 75), Samuel Obeng (Blanco Leschuk, min 75).

Goles: 1-0 Sadiq (min 21). 2-0 Sadiq (min 30). 2-1 Obeng (min 54). 2-2 Grippo (min 83).

Tarjetas: El colegiado Ais Regi amonestó a los locales Buñuel (min 81) y Sadiq (min 88) y a los visitantes Nahuel (min 3), Obeng (min 21) y Christian Fernández (min 90+3).

Incidencias: Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Josín: «El 70% de los futbolistas de un filial deberían ser de la casa»

Pablo Fernández
Josín Martínez, en un partido con el Guijuelo
Josín Martínez, en un partido con el Guijuelo

La Voz de Asturias entrevista al central ovetense, canterano del Real Oviedo y ahora jugador del Guijuelo. Este domingo vuelve a El Requexón

No sería de extrañar que, este domingo, José Martínez, Josín (Oviedo, 1997) saltase al campo nº1 de El Requexón acompañando a los jugadores del Vetusta. Por pura tradición, más que nada, porque más de una década jugando de azul en esa ciudad deportiva es mucho tiempo. Capitán del filial del Real Oviedo en las últimas dos temporadas, el pasado verano salió del cascarón y se fue a Guijuelo para seguir disfrutando del fútbol. Este domingo, a partir de las 17:00 horas, se enfrentará más de diez años después al club de su vida, en el que se formó como persona y futbolista. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Reacción de orgullo